Los jugadores de la selección inglesa celebran uno de sus goles durante su primer partido en el Mundial de Qatar 2022 ante Irán. | Efe

Un cartero, un mecánico, un cuidador de caballos, un profesor... Parece la nómina de trabajos de cualquier pueblo, pero con una alineación parecida, Estados Unidos consiguió hace 72 años su mejor victoria en la historia de los Mundiales, ante una Inglaterra que se creía tan favorita que decidió dar descanso a Stanley Matthews, su estrella, porque ya vendrían partidos más difíciles más adelante. A aquel Mundial de 1950, que tendría otras sorpresas reservadas para más tarde, Inglaterra se presentó como novata, tras boicotear los tres campeonatos anteriores, pero como inmensa favorita en el duelo ante Estados Unidos. Tanto era así que un tabloide inglés aseguró: «Sería justo darle tres goles de ventaja».

No estuvo en ese encuentro Matthews, por descanso y por disputas entre la FA y el seleccionador, pero había caras reconocibles entre los 'Tres Leones', como Alf Ramsey, quien luego llevaría como entrenador a Inglaterra a conquistar su primer Mundial, Billy Wright, capitán en tres Mundiales, Thomas Finley, autor de 30 goles con Inglaterra, y Stan Mortensen, el único futbolista en la historia en marcar un 'hat trick' en una final de la FA Cup. Al otro lado, Estados Unidos era poco más que un equipo semiprofesional. Un conjunto en el que sus jugadores compaginaban sus trabajos con el fútbol. Un cartero, un mecánico, un profesor... No era un equipo para soñar con gestas, sobre todo viendo los resultados que precedieron a su llegada a Brasil. Un 9-0 ante Italia fue el más escandaloso.

Nadie pensaba que una sorpresa era posible. De hecho Bill Jeffrey, técnico de Estados Unidos, dijo: «Nos van a despedazar». Hasta que un rebote en el minuto 37 lo cambió todo. Un disparo del capitán, Walter Bahr, fue desviado por el delantero centro Joe Gaetjens, que pilló a contrapie al portero y se convirtió en el primer y único gol del partido. Fue un toque de suerte según algunos, un momento de gracia de Gaetjens según otros, pero Inglaterra, la segunda favorita al torneo, tras Brasil, se quedó a las puertas de una eliminación que confirmó España más tarde, con el famoso gol de Zarra a los ingleses.

72 años después de aquella explosión, el fútbol ha cambiado mucho, y Estados Unidos también. Los americanos no volvieron a una fase final de la Copa del Mundo hasta Italia 90, mientras que Inglaterra lleva desde el 66 esperando la gloria. En el choque de este viernes se enfrentan dos selecciones muy distintas a las del 50. Inglaterra sigue siendo favorita, tras el 6-2 a Irán de la primera jornada, pero Estados Unidos es un equipo atractivo al que solo la inocencia le privó de ganar a Gales.

Solventada la duda de Harry Kane, ya recuperado del problema que sufrió en un tobillo ante Irán, y con el resto del equipo listo, menos James Maddison, Inglaterra tiene que huir de las sorpresas de Argentina y Alemania y seguir en la rueda que marcan equipos como España. Los seis goles ante Irán se pueden achacar a la debilidad de los iraníes, por lo que Estados Unidos es una prueba mayor, sobre todo en defensa, donde Stones y Maguire sí serán retados por la línea de tres americana: Timothy Weah, Christian Pulisic y Giovanni Reyna. Una derrota dejaría a los estadounidenses dependientes del último encuentro ante Irán, mientras que los tres puntos podrían asegurar ya el pase a octavos de los ingleses.

- Alineaciones posibles:

Inglaterra: Pickford; Trippier, Stones, Maguire, Shaw; Rice, Mount, Bellingham; Saka, Kane y Sterling.

Estados Unidos: Turner; Dest, Zimmerman, Ream, Robinson; McKennie, Adams, Musah; Weah, Reyna y Pulisic.

Árbitro: Jesús Valenzuela (VEN).

Estadio: Al Bayt Stadium (Al Khor)

Noticias relacionadas

Hora: 20:00 (hora española)