Ronaldo celebra el tanto anotado contra la selección africana. | Reuters

El portugués Cristiano Ronaldo, autor este jueves de un gol de penalti en el minuto 65 en el partido que ha enfrentado a su selección contra la de Ghana en Qatar 2022, se convirtió en el primer futbolista que marca en cinco Mundiales. La grada celebró con su clásico grito el tanto de penalti, que le hizo Mohammed Salisu, y que el jugador lanzó con maestría.

El luso, de 36 años, se estrenó hace 16 años contra Irán y totaliza ocho dianas en esta competición, a una de su compatriota Eusebio, máximo anotador de ese país con las 9 dianas que logró en Inglaterra en 1966. Ronaldo marcó un gol en Alemania 2006, cuando consiguió su techo con Portugal, las semifinales; y uno en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, además de los cuatro que anotó en Rusia 2018.

El argentino Leo Messi es el último jugador que ha ingresado en la lista de futbolistas que han anotado en cuatro Mundiales, tras haber marcado de penalti contra Arabia Saudí en el primer partido de Argentina en Catar. Al igual que Ronaldo, el jugador del París Saint-Germain, de 35 años, ha disputado cinco Mundiales, pero en Sudáfrica 2010 se fue de vacío.

El primero en anotar en cuatro mundiales son el brasileño Pelé, que lo hizo en todos desde su debut con 17 años en 1958, cuando logró seis dianas, hasta el de México 1970, con otros cuatro, mientras que en Chile 62 y en Inglaterra 66 logró un tanto en cada uno. El alemán Uwe Seeler, que disputó los mismo mundiales que Pelé, marcó dos veces en los tres primeros y tres en el último. El alemán Lothar Matthäus jugó también cinco fases finales de la Copa Mundial, pero en dos de ellas no vio portería. Su compatriota Miroslav Klose fue más prolífico y en cuatro mundiales logró 16 goles, lo que le convierten en el máximo artillero de esa competición: cinco en Corea del Sur y Alemania, cuatro en Brasil y dos en Sudáfrica.

Además, Cristiano Ronaldo ha alcanzado otro hito en este partido. Y es que el luso se ha convertido en el segundo goleador más veterano de un Mundial tras el camerunés Roger Milla. Lo hizo el mismo día en el que la FIFA homenajeó a Milla antes del partido entre Camerún y Suiza por el tanto que marcó en 1994 contra Rusia cuando tenía 42 años, el más veterano de la historia. El camerunés recibió una placa de manos del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en presencia del presidente de la Federación Camerunesa, Samuel Eto'o.