0

José A. Torres|MÉXICO
El español Félix Mantilla jugará ante el argentino Agustín Calleri y el brasileño Gustavo Kuerten con el argentino Mariano Zabaleta para definir a los finalistas del Abierto Mexicano de tenis que reparte 1.025 millones de dólares en premios.

Mantilla venció a su compatriota Carlos Moyà por 6-4 y 7-6 (4) para completar una ronda de semifinales que se jugará bajo el impacto no medido de la crítica del chileno Marcelo Ríos, quien tras ser eliminado se quejó de las malas condiciones en que se ha jugado este torneo.

«Nunca esperé jugar en una cancha tan mala, resbaladiza y sin la iluminación adecuada», comentó Ríos al hacer públicas las críticas que los jugadores hacen sobre el Abierto Mexicano. Calleri no criticó al torneo, que tiene 800.000 dólares en premios en el torneo masculino, pero su declaración hecha antes que la de Ríos sembró la misma impresión de que el juego entre ambos merecía un lugar mejor: «Era un partido para la cancha central», sostuvo. Lo cierto es que fue un partido complicado por los aficionados que buscaban lugares para ver el partido, que fue dominado por Calleri en 67 minutos, con parciales de 6-3 y 7-5 en un partido en el que disparó once servicios directos.

Zabaleta venció al peruano Iván Miranda por 7-5 y 6-3 y disputará su primera semifinal en México después de tres presentaciones previas, en las que no había logrado superar la segunda ronda. La victoria sobre Miranda llevó a Zabaleta a un duelo de semifinales contra Kuerten, que ganó su boleto ante la retirada del chileno Fernando González por lesión en el hombro tras perder la primera manga por de 6-4. Kuerten «me ganó a principios de año en Oakland, pero allá era cemento y aquí es tierra; las cosas son diferentes» explicó Zabaleta, que cumplirá 25 años este 28 de febrero con el duelo de semifinales del torneo.