0
INSOTEL SANT LLUIS: 84
LLUCMAJOR: 70

INSOTEL HG SANT LLUIS (25+13+16+30): Xavi Gomila (2), Toyo Pons (18), Fonso Toral (22), Kiki Camps (16) y Miki Ortiz (18) -cinco inicial- Xavi Ainsa (2), Pepe Andreu (2), Sergio Muñoz (4), Riki Thomas (0),

16/32 canastas de dos puntos; 6/20 triples; 34/48 tiros libres; 46 rebotes (13 en ataque). 26 faltas cometidas. Eliminados. Xavi Gomila (25') y Toyo Pons (40'),

LLUCMAJOR (24+17+15+14): Juanjo Pizá (14), Bou (13), Ferrater (2), David Gomila (11) y Piña (6) -quinteto de salida-, Sorell (4), Cladera (7), Jerez (9) y Rigo (4).

20/50 canastas de dos puntos; 5/22 triples; 15/23 tiros libres. 35 rebotes (12 en ataque). 30 faltas cometidas. Eliminados David Gomila (35') y Bou (37').

Arbitros: Campos y Ferriol.

Toni Mora |SANT LLUIS

El Sant Lluís sumó ayer su tercera victoria en lo que va de competición tras superar no sin problemas al Llucmajor en un choque muy igualado y resuelto en los cuatro minutos finales de partido merced al gran acierto desde la línea de tiros libres en los momentos claves y a la labor de Ortiz y Pons con doce rebotes cada uno.

Los de Josep Garriga tuvieron un buen inicio (13-8) contra la zona visitante pero la floja defensa permitió a Llucmajor cobrar su primera ventaja (21-22) convirtiendo fáciles canastas.

Un triple de Pons al inicio del segundo cuarto (28-24) hizo que Pau Tomàs, técnico visitante, colocara a su equipo en individual. Los lluïssers se atascaban en ataque, perdiendo balones y con tiros desafortunados. El base mahonés David Gomila condujo la remontada de su equipo para llegar al descanso (38-41).

Un triple de Piña supuso al inicio del tercer cuarto la máxima renta del cuadro mallorquín (40-44). Ahí llegó la reacción defensiva local, que dejó durante 4 minutos sin anotar al rival (47-44). Pero los visitantes dieron otro tirón recuperando el tiempo perdido (54-56).

El encuentro estaba en el aire y en los diez minutos finales la labor de Ortiz y Pons y la actuación de Toral -11 puntos en este periodo- comenzó a encaminar el triunfo. Pese a alcanzar su mayor ventaja (67-61) a cuatro minuto, el Sant Lluís tenía problemas ya que Pons, Ortiz y Camps andaban con cuatro personales.

La zona local dio sus frutos, los tiros visitantes no entrenaron, se cerró el rebote y se movió con criterio en ataque, sacando numerosas personales. El gran acierto en los tiros libres en los momentos decisivos permitió el despegue hasta alcanzar un (84-67) tras un 2 +1 de Muñoz que igualó el navegare particular.

El triple final de Caldera evitó que los de Barriga se lavaran también aquel aspecto.