0

X.M.
El Municipal abrió sus puertas con los comentarios sobre el proceso electoral abierto tras presentar su dimisión la Junta Directiva actual por finalizar su mandato de cuatro años. Esta circunstancia se dio a conocer en el transcurso de la Asamblea Extraordinaria que siguió a la General Ordinaria. En ésta última se aprobaron tanto el balance económico del 2002 como el presupuesto del año en curso por unanimidad. Quedó patente que la Sociedad Hípica se encuentra en una buena situación económica y con muchos proyectos ya cerrados para la presente temporada.

En cuanto a la actividad deportiva del domingo, cabe reseñar la buena inscripción de trotones y las competidas carreras.

Los potros de tres años abrieron el programa con la cómoda victoria de «Ho Pei June». Resaltar, también, la mejoría de «Hello Victory» y el excelente trayecto de «Henry Llinaritx» parando el crono en 1.21.40.

En la segunda carrera se disfrutó con la progresión de la potranca de 4 años «Galilea AF». Dos semanas consecutivas subiendo a lo más alto del cajón y en esta ocasión su conductor no se quedó en la cola del pelotón, sino que se colocó ya de salida. Buena progresión final que le valió rebajar por una décima su mejor registro.

La tercera prueba se disputó en un cerrado pelotón. Al llegar a la última curva hervían las ansias del y agrupado conjunto de enganches en pos de una efímera victoria. «Dianthus des Ecus» fue el más sobresaliente llegando con un morro de ventaja sobre «Faon de Gourdonnais», decretando los comisarios el mismo tiempo para ambos.

La prestelar fue tutelada por el precioso caballo color azúcar moreno «Súper Dirt K». Todo el empeño de su conductora se desvaneció cuando el potro de cuatro años, «Ghost di Monmes», sacó fuerzas de flaqueza para llevarse una brillante y difícil victoria.

La estelar se presentaba con un cartel de monturas excepcional. Campeones reconocidos unos y todos con plusmarcas registradas. Sin embargo, tuvieron que someterse a la sin par «Bonita Llinartix».

Sin reservas, participando semanalmente en el municipal y con un handicap total de 80 metros, no fueron argumentos suficientes para asustar a la hija de «Townsman» y «M Sissi». Verlo para creerlo. En esta carrera debemos lamentar el comportamiento antideportivo del conductor de «T Zumbón», circunstancia, gracias a Dios, poco habitual en el municipal.