0

La competición de liga minibasket femenina está comandada, en su primer grupo, por el CD Alcázar con dos puntos de diferencia sobre el segundo clasificado, que es el CB Ferreries, y seis puntos sobre el tercero el CB Boscos Ciutadella. En el último lugar de este primer grupo se encuentra el CB Es Mercadal. El segundo grupo de la misma competición está liderado por el CB Jovent d'Alaior. Un solo punto le separa del CB La Salle Maó, el segundo clasificado. En tercera posición se sitúa el EE Ciutadella y en lo bajo de la tabla el CCE Sant Lluís a solo 9 puntos del primero. Cabe recordar que en esta categoría el sistema de puntuación dista un poco de los parámetros habituales. No sólo cuentan las victorias y las derrotas sino que también se valoran otros aspectos del juego, no tan tangibles pero igual de importantes.

Además de los dos puntos por victoria y un punto por derrota se puede conseguir puntuar a través de tres conceptos: la deportividad, el número de jugadores que cada equipo presenta a un partido y la presencia del entrenador del equipo. La deportividad es un aspecto que determina únicamente y exclusivamente el árbitro del partido. El colegiado tiene en cuenta el comportamiento de los jugadores, entrenadores, delegados y público. En base a su actitud puede conceder un punto, si es buena, o ninguno si no es lo correcta que debería. Para poder puntuar en la categoría por número de jugadores se establece un punto extra cuando el número de jugadores de un equipo que se presentan al partido es de diez o superior. En caso contrario no se concede ningún punto, pero tampoco se resta.

Con respecto a la presencia del entrenador en la cancha, a los equipos que presenten su preparador en el partido no se le concede ningún punto, pero se le resta uno si no acude con entrenador. Globalmente se puede apreciar que la presencia de entrenadores a los partidos ha sido constante. Los equipos que se han metido en el primer grupo son los que tienen más regularidad a la hora de presentar diez o más jugadores en el partido (hay equipos que no tienen suficientes jugadores para alcanzar esta marca). Asimismo, también cabe destacar que la actitud de jugadores, entrenadores, delegados y público en general es muy positiva y casi siempre acorde con la puntuación otorgada por los colegiados.