Santiago Andreu, presidente de la Balear, junto con Javier Ochoa, responsable de la Federación Española de Ajedrez.

0

Mucho deberán cambiar las cosas para que Cala Galdana acoja la Olimpiada de Ajedrez prevista para el noviembre de 2004. Y no sólo porque el actual Govern no supera la aportación acordada por el Pacte de Progrés 900.000 euros (150 millones de pesetas) y el Consell de Menorca no está dispuesto a superar la cantidad prometida 300.500 euros (50 millones de pesetas), sino además porque le están saliendo demasiados competidores.

Carlos Delgado, alcalde de Calvià, propondrá hoy en rueda prensa a esta ciudad como sede alternativa a Cala Galdana. Según ha sabido Ultima Hora Menorcael consistorio ha iniciado los pasos previos para sumar otros 1.500.000 euros (250 millones de pesetas) a los 900.000 euros actuales que aporta el ejecutivo y, así, garantizar que este acontecimiento internacional pueda celebrarse en el Archipiélago.

Pues no sólo Calvià ha mostrado su interés en la Olimpiada. Javier Ochoa, presidente de la Federación Española, ha recibido la llamada de otras comunidades autónomas interesadas en organizar el evento.

Así las cosas, ante el interés de otras regiones, el responsable de la Española y Santiago Andreu, mandatario de la Federación Balear, presentaron ayer un ultimátum a la vicepresidenta del Govern balear, Rosa Estaràs. «O alguien: la administración, el sector hotelero, la empresa privada, sea quien sea, asume la cantidad restante o cederemos la organización de la Olimpiada a otra Comunidad», afirmó Andreu.

En este sentido, Estaràs comentó que los 900.000 euros comprometidos por el Pacte de Progrés no aparecen documentados en ninguna partida presupuestaria. Según informó la vicepresidenta, el Govern seguirá apoyando la celebración, aunque sin superar la cantidad comprometida por el anterior ejecutivo autonómico, sea cual sea la sede balear que lo acoja.

Vista la decisión firme del Consell de Menorca de no añadir un sólo euro, y ante la poco interés suscitado entre la empresa privada tanto insular, balear como nacional todo indica que no será Menorca la sede de las Olimpiadas.

Si finalmente tampoco Calvià logra reunir los 1.500.000 euros restantes necesarios, el Govern habrá perdido los 320.000 euros (53 millones de pesetas) depositados en aval ante la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE).