0

El Alaior juega hoy en Son Ferriol en partido adelantado de esta penúltima jornada del campeonato liguero de Tercera. Un encuentro fundamental, uno más, en la dura lucha del equipo albinegro por mantener la categoría. Y es que cada vez queda más poco margen para el error.

De ganar al Ferriolense, el Alaior lo tendría todo a su favor para lograr el objetivo y podría acabar de rematar la faena de aquí una semana con la visita del Cardassar. Pero lo más importante es, al menos, arañar algo positivo para asegurar que el equipo se mantenga otra jornada fuera de los puestos de descenso.

Sin embargo, el envite no se presenta sencillo. El Ferriolense está haciendo una campaña bastante regular que le ha mantenido en la zona intermedia de la tabla. Además, el cuadro mallorquín se ha mostrado bastante sólido en su feudo, donde solamente ha cedido cuatro derrotas en lo que va de temporada.

«El Ferriolense es un equipo complicado», apunta Pedro Clavijo. «Su campo es muy pequeño y hacen rotar constantemente sus posiciones. Se trata de un bloque muy joven que juega a un ritmo muy alto y pelea cada balón por lo que si queremos sacar algo positivo deberemos correr al menos tanto como ellos».

Para el técnico albinegro, «ganar en Son Ferriol sería un paso casi definitivo para lograr la permanencia porque nos dejaría en una situación franca. Por ello vamos a ir a presentar batalla y no saldremos a especular con el resultado sino que la idea es ir a por el partido desde que el colegiado pite el inicio».

Clavijo no sabrá hasta última hora si puede contar con Biel Medina, con una sobrecarga, ni con Víctor Gordillo, que se resintió de su lesión, por lo que Tomé podría volver al eje de la zaga. Además, Gabi, que vuelve al equipo al igual que Mario y Tóbal, podría ocupar el flanco izquierdo en el centro del campo para cubrir la consabida baja de Abel.