Diez jornadas acumula el equipo de Pere Vadell sin conocer el triunfo

Un ciclón llamado Soledad

El Alaior incrementa sus problemas tras verse superado en Los Pinos por un equipo que apunta alto debido a su progresión y que resolvió el partido con tres goles en el primer cuarto de hora

Valorar:
Visto 4 veces
preload

David Mas. El delantero persigue a un oponente del Soledad durante el partido de ayer en Los Pinos

06-11-2015

Santi Gomila    Alaior
Venía el Soledad a Alaior con siete victorias consecutivas y logró la octava con un mediocampo y una delantera que dan miedo. El equipo albinegro salió dormido y cuando se dio cuenta ya llevaba dos goles en tan sólo seis minutos de encuentro. Lo que vino después fue como una montaña, y las prisas nunca son buenas consejeras.

Los mallorquines salieron como un ciclón y en el minuto uno Xino recogió un balón y lo colocó en toda la escuadra sin que Melià pudiera hacer nada. Siguió insistiendo el cuadro palmesano y en el seis, Sergio rompió el fuera de juego y cedió el esférico al mismo Xino. Un fuerte trallazo del delantero significó el 0-2.

Los de Vadell aguantaron el temporal como pudieron. Juanlo en el 12 tuvo una ocasión que fue salvada por Sergio en la misma línea de gol. Al cuarto de hora, Xino logró el hat-trick de la tarde: marcó de vaselina el 0-3. El Alaior siguió insistiendo y en el minuto 20, David Mas hizo una jugada con tiro final que un defensor del Soledad evitó que fuera gol.

El Alaior seguía intentándolo. En el 28 llegó la recompensa. Córner botado por Ernest, y Roberto cabecea el 1-3. Tres minutos después el Alaior tuvo el segundo a su alcance, tras falta lanzada por Ernest que salió fuera por poco.

Antes de llegarse al descanso, ambos equipos tuvieron ocasión de incrementar la renta. Primero fue el Alaior mediante un tiro de Mas que se marchó fuera. Después los mallorquines en una falta ensayada que Pedro envió al larguero.

En el segundo tiempo Vadell dio entrada a ex sportinguista Junior por Calzada. El Alaior salió a morir, como es característico en los equipos que entrena el mercadalense. Mientras, en el minuto 54, debutó el ex Balears Nando, que aún dio más fuerza y fluidez al centro del campo visitante. Al minuto llegó el cuarto de los palmesanos, tras una gran jugada de César por la banda que Cabot remató impecablemente de cabeza.

El primer destello de calidad de Nando llegó cinco minutos después. Pase en profundidad a Xino y Melià envió a córner.

En el minuto 62 Juanlu controló un balón en el área y es agarrado por Vich. El penalti era clarísimo y, además, el defensor se ganó la tarjeta amarilla. Juanlu transformó el 2-4.

El Alaior se vio revitalizado con este tanto. Los jugadores de Pere Vadell embotellaron al Soledad. Juanlu tuvo el tercer tanto en sus botas, pero, solo ante el portero, Mingo envió el balón fuera.

En el minuto 71 llegó la jugada desgraciada del partido. Mingo sufrió un encontronazo fortuito con un jugador local. Tuvo que ser evacuado en ambulancia.

El parón de cinco minutos no influyó en el equipo blanquinegro, que siguió luchando lo indecible. Pero, simplemente, no era la tarde del Alaior. El árbitro añadió nueve minutos extra, y Santi aún tuvo, tras un saque de esquina, el tercer gol, pero su remate salió alto. El Alaior seguía volcado, pero en el 95 un contraataque del Soledad fue culminado por Cabot en el definitivo 2-5. Un resultado que, sin quitarle méritos al Soledad, parece excesivo. Pero lo que ocurre es que los alaiorenses ya llevan diez partidos sin ganar, y empiezan a ver demasiado cerca el abismo. Recuerden que este año podría haber cinco descensos. Habrá que ponerse las pilas.

Vadell: "Estoy muy contento con mis jugadores"
Al finalizar el partido, el técnico alaiorense Pere Vadell manifestaba que "en cinco minutos nos han marcado dos golazos, luego hemos ido a remolque y a la heroica. Estoy muy contento con los jugadores por su entrega, pero el problema es que lo que queda es el resultado. Hemos tenido más ocasiones que ellos".

"Tenemos que ir a Son Ferriol a morir y a luchar. Hay que seguir en esta línea, pero estar más concentrados en la línea defensiva", proseguía un resignado técnico, que añadía que "lo más complicado es cambiar la dinámica, pero veo una buena actitud y este equipo no está muerto. Entrena muy bien y lo hacemos lo mejor que podemos, tanto nosotros como la directiva".

Respecto al rival, dijo que el Soledad "tiene un equipazo de mediocampo para delante, muy bien estructurado y un gran banquillo. Ha sido un rival muy complicado y por ello perdimos".

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.