Vela

«El objetivo era prepararnos para el Mundial y lo hemos logrado»

Jordi Triay, patrón del My Way, valora el desarrollo de la competición en Ares y apunta a la falta de entrenamiento la pérdida de opciones al triunfo final

|

Valorar:
preload

Triay ya piensa en la cita mundial de septiembre

05-09-2013 | LPB

El mar, por afinidad, los unió en el triunfo en el 2014. El mar, que separa muy a su pesar, les ha generado dificultades para repetir podio en el año en curso. Jordi Triay, menorquín, y Lluís Mas, mallorquín, se han quedado a las puertas de alzar de nuevo la Copa de España de snipe en el penúltimo embate del calendario.

La clave es evidente para el patrón del Club Marítimo de Mahón, «hemos pagado nuestra falta de entrenamiento. El factor residencial nos ha impedido efectuar una puesta a punto como la que reclamaba esta competición. Apenas hemos coincido en el mar. Pero tampoco ninguno de los dos puede dejar su ocupación y trasladarse junto al domicilio del otro».

Aún así, Triay y su tripulante, a bordo del My Way, navegaron cerca de poner en duda el triunfo absoluto del Máximo V de Raúl Valenzuela y Antolín Alejandre. En la penúltima regata del domingo se desvanecieron las posibilidades. «Encabezamos la prueba de salida, pero el cambio de las condiciones climatológicas nos mandó hasta la vigésimoquinta posición», explica Triay. La reacción fue excelente, «remontamos hasta la novena plaza», insuficiente para evitar el triunfo de la embarcación del CN Almería. 15 puntos, por 28 de los insulares.

El balance, en cualquier caso, atiende a las metas fijadas por la tripulación balear. «Nuestro principal objetivo era prepararnos para el próximo Mundial. Y lo hemos logrado», asevera el patrón del Marítimo mahonés. El subcampeón estatal se congratula «del excelente resultado obtenido con las nuevas velas, diseñadas y facilitadas por nuestro patrocinador portugués», en un campo de regatas tan singular como el de Ares. La ría gallega deparó a los participantes radicales giros de dirección e intensidad eólicas que pusieron a prueba la destreza de las tripulaciones.

Sea como fuere, el siguiente paso de Triay y Mas fijar en el calendario el máximo de encuentros en alta mar. La solución pasa por disponer de una embarcación en cada isla, «habrá que buscar otro patrocinador» apunta el mahonés, y alternar sesiones. La siguiente cita competitiva les llevará, en julio, al Campeonato de España en Adra (Almería), donde pretender culminar su puesta a punto para la cita mundial en la localidad italiana de Talamone, del 19 al 26 de septiembre.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.