Vela | Mundial TP52

Asalto turco al puerto de Maó

El barco otomano ‘Provezza’ vence la regata del viernes y se sitúa en el podio

|

Valorar:
preload
52 World Championship 2016

La espectacular flota de 52 Super Series realizó una demostración de élite en navegación frente a los contrastes climatológicos que tuvieron que afrontar.

16-09-2016 | Nico Martinez

El Provezza se sumó a la fiesta de los mejores en el 52 World Championship que se disputa en Menorca. El barco del armador turco Ergin Imre hizo un cuarto y un primero para colocarse segundo en la general de 52 SUPER SERIES desbancando de esa posición al Azzurra y al Rán Racing. Quantum suma y sigue. Ganó la primera manga y logró un tercero, paradójicamente su peor resultado en Maó, en la segunda que se disputó con viento de tramontana.

Provezza es de los pocos equipos que no ha mancillado su casillero de puntos con un doble dígito. El barco, con el proa mallorquín Joan Fullana y con Nacho Postigo como navegante, estaba haciendo un Mundial sólido, sin altibajos. Pero ayer se destapó. Su victoria en la sexta manga le pone al descubierto y 'bajo sospecha' de que va a por el podio. Un cajón que ya logró el año pasado al quedar tercero en Puerto Portals.

Provezza es un proyecto que viene trabajando muy bien las últimas temporadas. El armador no escatima esfuerzos en dar a su tripulación lo mejor y entre lo que tienen está el velero, diseñado por Rolf Vrolijk y que siempre muestra sus mejores prestaciones con viento altos. Ayer el viento se presentó en dos variantes diferentes, primero un suroeste de 16 nudos y después una tramontana de casi veinte nudos que hizo planear a los veleros en las rapidísimas popas.

Provezza ganó la segunda manga con una exhibición de habilidad en la conducción con vientos fuertes. Salieron muy bien y pelearon con Quantum y Rán por llegar a la boya de barlovento primeros. Cuando lo lograron ya no soltaron la presa, la codiciada victoria que en Maó sólo habían conseguido Azzurra y Quantum.

El viento dio un giro radical (la primera salida se dio con viento del 240 y la segunda con otro de 340) pero sirvió para consolidar Menorca como un lugar especial para regatear. En ambos casos las regatas han sido excelentes y competidas por las fantásticas condiciones del campo de regatas.

En la primera prueba el Quantum liderado por Ed Baird y Terry Hutchinson salió, como es habitual en ellos, por el centro de la flota y sin tomar excesivos riesgos. Les basta con encontrar su espacio en el campo de regatas y ponerse a navegar por la zona limpia. La velocidad del velero y la pericia de la tripulación hacen el resto. Para cuando llega el momento de los cruces, cuando todo el mundo se da de tortas por un centímetro, ellos ya tienen una cómoda posición.

Cuando Quantum ya había terminado la manga esta vez con Rán bastante cerca, luego se presentó el espectáculo de la llegada con los otros diez barcos peleando por el centímetro final. Tan ajustada fue la llegada del pelotón que Sorcha y Platoon tuvieron que penalizarse después de haber cruzado la meta. La primera regata del día se dio con media hora de retraso al haber un role de viento justo en el momento de la salida.

Posteriormente se dio la salida a la segunda manga y fue el Sorcha quien sorprendía a todos con su primer puesto en la boya de barlovento. El barco del inglés Peter Harrison se dio su particular baño de gloria, ese al que Quantum anda tan acostumbrado, hasta que un role de viento tiró al traste la regata.

Era impensable seguir con una prueba en la que el viento había cambiado de dirección más de cien grados en unos segundos. Lo que era una popa se estaba convirtiendo en ceñida, así que María Torrijo, la responsable del Comité de Regatas, decidió abortar la prueba y esperar a que el viento se asentara esta vez ya de norte, con la tramontana local.

Baird, caña del 'Quantum', dice que «está siendo la regata soñada»

Ed Baird, caña del líder Quantum, afirmó que «esta siendo una regata soñada. La táctica de Terry Hutchinson y el trabajo en equipo ha sido fantástico. No importa si el día ha sido bueno o malo, nuestra mentalización es que el día siguiente será mejor».

Juan Fullana, proa mallorquín del Provezza, reconocía que «hemos tenido un poco de suerte al evitar el lío que se ha formado. Estamos donde estamos, pero queremos estar lo más alto posible. Nos gustaría estar peleando con Quantum, pero estamos contentos en los lugares de podio».

Pedro Mas, proa mallorquín del Platoon, se quejaba de la penalización de la primera manga, «es discutible y nos ha perjudicado. Este sábado se espera nordeste y con más mar y menos viento del que hemos tenido».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.