Hípica. Trote

La cuota femenina

Júlia Santa Eugenia y Andrea Batalla abren, desde su rol de comisarias, las puertas de la mujer en el Hipódromo de Maó

|

Valorar:
preload
Andrea (i) y Júlia posan para este diario ante la torre de comisario del hipódromo mahonés.

Andrea (i) y Júlia posan para este diario ante la torre de comisario del hipódromo mahonés

18-04-2017 | Gemma Andreu

Precursoras y apasionadas. Son los términos que más y mejor se ajustan a nuestras protagonistas. Se trata de Andrea Batalla y de Júlia Santa Eugenia, y configuran la cuota femenina que desde hace varias semanas ha estrenado la estructura logístico-competitiva de la SHANB, ente que gestiona y explota el Hipódromo Municipal de Maó.

Su cargo de comisarias, de relativo nuevo estreno, las convierte en precursoras dentro de un mundo de eminente presencia masculina. Pero lejos de significar un hándicap, una y otra se muestran «encantadas» con su novedoso rol y de la experiencia que están disfrutando.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 01 de junio en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.