Crisis del coronavirusVela

El windsurfista Josep Pons Casasnovas se queda en tierra

El ciutadellenc ve como la covid-19 se ha ‘cargado’ todo el Circuito Mundial 2020, justo el año en que se encontraba cien por cien recuperado de su lesión en el gemelo y tras profesionalizarse

| |

Valorar:
preload

El windsurfista de Ciutadella, Josep Pons Casasnovas, junto a su perro, preparándose para ejercitarse en las aguas canarias

04-06-2020J.P.C.

Muchos han sido los deportistas semiprofesionales y profesionales menorquines a los que la crisis sanitaria derivada de la covid-19 les ha cortado las alas de lleno en este ecuador del 2020. Sin embargo, uno de los más damnificados parece que va a ser Josep Pons Casasnovas. El windsurfista de Ciutadella residente desde hace más de una década en Gran Canaria ha visto como prácticamente ha caído el calendario entero del circuito mundial Professional Windsurfers Association (PWA) en el que lleva años ya compitiendo. Y lo ha hecho, para más inri, después que el ciutadellenc se haya recuperado del todo de la lesión que le impidió rendir al cien por cien el 2019 y justo el año en qué pretendía dar un paso adelante tras profesionalizarse, tras verse año tras año cerca de los mejores del mundo.

El mismo deportista de Ciutadella reconocía esta semana desde las Canarias a «Es Diari» que muy probablemente todo el circuito mundial esté cancelado ya para este año 2020 «y tan solo queda la duda de Hawai, que parece que por ahora se mantiene en pie. Pero sí, el resto, ya aplazado de manera oficial hasta el próximo curso 2021», se lamentaba ayer Pons, al que este inesperado parón motivado por la pandemia del coronavirus le coge también a una mala edad como windsurfista. «Di el paso el año pasado de profesionalizarme algo más pero por el problema físico no lo pude demostrar», se sinceraba.

Pons Casasnovas, como todos los deportistas de élite, ha pasado el confinamiento resignado en casa, «hasta que a los deportistas profesionales ya nos dejaron empezar a ejercitarnos». Mientras tanto, el ciutadellenc, mientras ofrecía entrenamientos personales y ‘online’ a deportistas, «me dedicaba a entrenarme a mí mismo, para mantener mi tono físico y estar bien, para cuando regresase el viento». Lamenta el mundialista que este azote motivado por la crisis del coronavirus le llegue justo en este momento, «cuando me sentía realmente muy bien, después de haberme lesionado el pasado 2019, apenas tres semanas antes del Mundial de Gran Canaria», recuerda, contrariado. «Luego probé de competir pero ni mucho menos estaba recuperado ni al cien por cien de mis posibilidades», admite, de una rotura muy importante de gemelo que le lastró sus opciones de pelear por el anhelado Top10 mundial. Sin embargo, Pons Casasnovas se vería obligado a seguir compitiendo, lastrado, «para no perder ranking ni afectarme a nivel económico con mi esponsor». Y sí, de cara a este 2020, «me sentía fuerte, totalmente recuperado y al cien por cien. La covid-19 me ha parado las piernas como a muchos y bien, tocará seguir entrenando fuerte y duro».

Con la mente puesta en el 2021

Tras este varapalo, a Pons Casasnovas no le queda otra ahora que «seguir entrenando y de hecho, una vez en las Islas Canarias accedimos ya a la Fase 1 yo– como deportista profesional–, pude empezar a ejercitarme ya y a realizar actividad física», detallaba ayer. «Las primeras semanas post covid-19 las dediqué a hacer pruebas, test de materiales o de desarrollo y demás», explica el insular. «A día de hoy ya me encuentro entrenando a tope y muy motivado la verdad, con ganas», asevera el windsurfista, que en Gran Canaria compagina sus entrenamientos con su trabajo de entrenador personal.

El hecho de poderme ejercitar desde hace unas semanas ya en el agua hizo que haya estado «mucho más activo y la intención este verano es la de entrenarme mucho, aquí en Gran Canaria mismo», abunda Pons, referente menorquín en el windsurf y uno de los ases españoles en las pruebas de la Copa del Mundo.

Un esfuerzo físico y técnico que realizará este verano del 2020 sin competiciones, siempre con el sueño de que surja algo para competir. «De lo contrario, me tocará seguir trabajando mucho la técnica, de cara a la próxima temporada del 2021», avanzaba, resignado, el insular.

Como cada año, el Tour Mundial de la modalidad de olas de la PWA tenía previsto arrancar en Gran Canaria pero Josep Pons deberá esperar ya al 2021 para demostrar que tiene cabida entre los diez mejores del mundo.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.