Detalle del inicio de una de las pruebas correspondientes a la Copa Balear. | DAVID BADÍA FERRER

0

Tras un año de escasas regatas, el Club Marítimo de Mahón logró, por equipos, una meritoria segunda plaza detrás del RCN Palma en la Copa Balear de Invierno de piragüismo, celebrada el pasado fin de semana en Alcúdia, Mallorca, y en la que también hubo representación del CN Ciutadella y del CN Villacarlos. Esta regata, prevista como Campeonato de Balears, finalmente se la ha calificado como copa, por la imposibilidad de los clubs de Eivissa de asistir, ante el cierre de la isla pitiusa.

En esta copa se disputaron las distancias de 5.000 metros para los K1 (barco individual) y 3.000 metros para los K2 (barco de equipo de dos), siempre bajo la normativa vigente de seguridad sanitaria.

En categoría mujer sénior K1, Inés Ramo abría la bolsa de medallas del Marítimo, al lograr la tercera posición; y más tarde se subiría a lo más alto del pódium en K2 sénior, junto a su compañera del CMM Cristina Ulldemolins. Pili Borrás y Agathe Silvestre, también del Marítimo, cerraron el tercer escalón del pódium de mujeres.

En la categoría Sub-23 Hombre, dominio al sprint del joven palista mahonés Dion López, que se adjudicó la primera plaza en K1; y Joan Catchot, también del CMM, ocupó la tercera posición.

En juveniles, destacó la carrera individual de Álex Graneri, del RCN Palma, joven promesa de la selección española, que no solo ganó en su categoría si no también en la absoluta. La tercera posición de la categoría Júnior K1 la ocupó Josep Marquès del Nàutic Ciutadella, que mostró una clara recuperación de su lesión. Y en K2 de juveniles, meritoria segunda plaza de los hermanos Jaume y Angus Pelegrin, del CN Villacarlos.

En Sénior hombre K1, por cuarto año consecutivo, Vinca Escandell del CMM se llevó la victoria; y al igual que en la edición anterior, llegó al sprint final con Graneri (RCNP). Y en K2, Dion López y Manuel Gutiérrez del Marítimo, terminaron terceros, tras una regata muy intensa en el grupo de cabeza. Mientras, Dani Sánchez, de Es Nàutic, hizo cuarto sobre la distancia de 5.000 metros.

CMM / Es Nàutic

Al terminar la Copa Balear, Vinca Escandell, director deportivo del CMM, admitió que «estamos muy ilusionados con la vuelta a la competición y el nivel que estamos demostrando. Esperemos seguir en esta línea y cumplir los objetivos para el curso 2021».

Por su parte, José Luis Moles, director técnico de la sección de piragüismo de Es Nàutic, valoró los resultados obtenidos por sus dos pupilos. En relación a Josep Marquès, dijo que su registro «han sido muy buenos, con grandes tiempos; una carrera como esta le servirá de referencia para calibrar su estado de forma, está entrenando para los 500 y 1000 metros».

Sobre Dani Sánchez, Moles comentó que «para él esta regata ha sido más un entrenamiento, pues este año se centrará en kayac de mar y no hará pista».