0

Gemma Triay y Ale Salazar prosiguen en modo imparable. La menorquina y la madrileña volvieron a confirmar su condición de pareja número uno del mundo al derrotar en las semifinales del Córdoba Open, ayer por la tarde, a Aranzazu Osoro y Victoria Iglesias por 6-1 y 6-4, lo que les impulsa a una nueva final, la quinta consecutiva (ganaron las cuatro anteriores), en la que pugnarán por su noveno título del año.

Ariana Sánchez, hasta el pasado año pareja de juego de Ale Salazar, y Paula Josemaría serán las rivales de la dupla Triay-Salazar, tras abatir en la primera semifinal, celebrada ayer en turno matinal en el Palacio Vistalegre cordobés, a Marta Marrero y Lucía Sainz por un doble 6-4.

En lo que respecta al triunfo de ayer de Triay y Sainz, décimo noveno consecutivo que firman en el presente circuito –desde su derrota en los cuartos de final del Master de Cascais, Portugal, en el albor del pasado mes de septiembre, no pierden un partido–, la emoción de redujo a algunos fragmentos del segundo set. El primero, tal y como indica el resultado (6-1) no tuvo historia, aunque posteriormente, Osoro e Iglesias sí forzaron hasta un 4-4. Pero ahí se detuvo su intento por sorprender a la mejor pareja del momento, que resolvió anotándose los dos juegos posteriores (6-4).

Masculino

En el cuadro masculino, Paquito Navarro y Martín di Nenno disputarán la final ante Franco Stupaczuk y Alejandro Ruiz. Navarro y Di Nenno eliminaron a Arturo Coello y Fernando Belasteguín, por 7-6 y 7-6. Y en el último partido del día llegó la sorpresa. Todo hacía indicar que Alejandro Galán y Juan Lebrón iban a acceder a la final, pero Stupaczuk y Ruiz sorprendieron a los número uno y vencieron por 6-4 y 6-2.