Imagen de felicidad y máxima efusividad del deportista polaco, desde su garage de Menorca donde ha logrado esta gesta.  | VERMONT

«Simplemente impresionante», exclama su entorno. Marcin Swiatek, deportista polaco afincado en Menorca desde hace años, se propuso remar 60 maratones en 60 días consecutivos sobre la máquina de remo indoor de su garaje en la Isla. Y lo acaba de conseguir y con creces, hasta el extremo de lograr su récord personal en la maratón número 57 de 60, con un impresionante tiempo de 2:47:53,9. Este tiempo le supuso remar a un parcial de 500 metros de 1:59,3, a pesar de las obligadas paradas para hidratarse y demás. Durante estos 60 días, Swiatek ha acumulado la friolera de 2.531.700 metros. O lo que es lo mismo, ha recorrido más de 2.500 kilómetros sobre el RowErg Concept2, en sólo dos meses.

Marcin Swiatek se propuso remar 42.195 metros en el RowErg Concept2 desde su casa menorquina todos los días, durante dos meses seguidos: desde el 1 de enero hasta el 1 de marzo de 2022, ambos incluidos. Residente en Menorca con su familia y con trabajo a jornada completa, el polaco tuvo que reorganizar su vida para lograr la gesta y encajar estas 3-4 horas de remo diarias. Para empezar, solicitó trabajar de tarde. Despertaba diariamente a las 7am, desayunaba y se hidrataba bien y a las 8am ya estaba sentado en el remoergómetro, con los 42.195 metros que tenía que remar determinados en el Monitor de Rendimiento. Después de las 3-4 horas de remo, ducha, preparar la comida para su hija, comer y al trabajo. Salir de trabajar ya bien entrada la noche, irse a dormir y al día siguiente, vuelta a levantarse para enfrentarse a una nueva maratón de remo Indoor. Una locura.

El mismo hecho de remar durante 3-4 horas consecutivas no sólo supone un grandísimo esfuerzo físico, sino que hay muchos detalles que hay que tener en cuenta, siendo los más importantes la alimentación y la hidratación. El cuerpo va perdiendo líquidos y sales minerales, que hay que ir reponiendo. Así, hay que hacer numerosas paradas para beber, lo que lógicamente influye en el tiempo final empleado en culminar la maratón, ya que el cronómetro del Monitor de Rendimiento no se detiene. Lo mismo sucede cuando se hace imprescindible ir al baño: pérdida de tiempo y aumento del parcial medio de 500 metros.

Dos meses ininterrumpidos

Durante 60 días consecutivos, día tras día, mañana tras mañana, Marcin Swiatek ha ido cubriendo sus objetivos y remando sus maratones estos dos meses pasados. Algunos días han sido más duros que otros pero en términos generales «lo ha llevado siempre bien y su cuerpo y su mente han soportado las exigencias físicas y psicológicas que semejante tarea suponen», señalan desde su entorno. Lejos de ir de más a menos, este polaco residente en la Isla ha ido sintiéndose poco a poco más fuerte, más confiado en sí mismo y en sus posibilidades.