Imagen de una de las celebraciones del Rallye Illa de Menorca realizado en Es Mercadal | Josep Bagur Gomila

«En ningún momento he dado por hecho que este próximo mes de septiembre se celebre en nuestro municipio el Rallye Illa de Menorca». De esta manera tan tajante el alcalde de Es Mercadal, Francesc Ametller, quiso salir al paso de las declaraciones vertidas la semana pasada por Domingo Díaz, de la Escuderia Illes Balears, en las que a través de «Es Diari» casi daba por hecha la vuelta de esta cita automovilística, «salvo novedad alguna», aseguró. Ametller, si bien es cierto que en ningún momento da el ‘no’ definitivo al rallye, tiene muy claro que es una decisión compleja y su realización «tiene muchos pros y contras», aseguró ayer el primer edil.

Ametller, en cualquier caso y antes de tomar una postura ya definitiva al respeto, ha emplazado esta decisión a una comisión que se realizará el próximo jueves en el ayuntamiento, «ya que quiero comentarlo con mis concejales y también con la oposición porque es un tema que merece debate». Y es que en palabras del alcalde mercadalenc, la celebración de este Rallye Illa de Menorca, supone aspectos positivos pero también negativos. «Desde el ayuntamiento siempre hemos estado a favor de dinamizar el municipio y hacer actividades que económicamente repercutan en positivo a Es Mercadal», asevera. Sin embargo, añade Ametller, la fecha elegida por la Escuderia Illes Balears para su celebración– el próximo 3 de septiembre–, es una de las notas discordantes en esta negociación, «ya que todavía estaremos en plena temporada turística y el rallye supone cerrar caminos y condicionar a los negocios».

Además, insiste Ametller, como ya hizo el año de su suspensión, «la seguridad es lo primero. Detrás de una ‘paret seca’ en el suelo hay un peligro y un payés contrariado», dice, subrayando que además, la ampliación del circuito programada por sus organizadores– añadiendo al Camí de Tramuntana la zona entre Sa Roca y Camí den Kane (Camí de Sa Cucanya)–, «aún hace más compleja la decisión. Es un camino muy estrecho y abarca otro municipio además. E insisto, en una mala fecha que nos dieron hecha», zanja, pendiente también de hablar con sus técnicos municipales.