Carlos Sainz | FLORENT GOODEN / DPPI Media / AFP7 / Europa Press

El piloto español Carlos Sainz (Ferrari) logró el segundo puesto en el sprint de este sábado del Gran Premio de Brasil, de cara a una parrilla del domingo en la que arrastra una sanción de cinco posiciones por un cambio de motor, por detrás del inglés George Russell (Mercedes), mientras que el también español Fernando Alonso (Alpine) sufrió la mala pasada de Esteban Ocon.

Sainz, que salía quinto, tenía que darlo todo para tratar de minimizar esa sanción y buscar la victoria en la penúltima cita del Mundial. El madrileño aguantó una pelea abierta, a solo 24 vueltas, en la que se equivocó el campeón del mundo, Max Verstappen (Red Bull), siendo el único de arriba con neumático medio.

La salida fue limpia menos para Alonso, que se vio expulsado de la trazada en la curva cuatro por su compañero Ocon. El francés le remató en la recta y el español, sin alerón delantero, tuvo que entrar en boxes quedando fuera de combate. Con todo, el doble campeón del mundo saldrá 15º y terminó pasando al otro Alpine.

A Verstappen no le salió el plan esta vez y el resto respiró. El neerlandés aguantó en la salida por poco ante Russell y el hombre de la pole, Kevin Magnussen (Haas), sobrevivió tres vueltas. Al danés le pasaron todos en verdad, con la pelea abierta en una carrera relámpago sin distancias ni paradas. El neerlandés aguantó las embestidas del Mercedes hasta que a la tercera fue la vencida para el británico. Sainz aprovechó ese toma y daca pero también Hamilton, mientras Russell salía ya de la ecuación como primero.

El español no tuvo problema para superar a Verstappen, aunque le rompió parte del alerón, pero el madrileño pedía la bandera a cuadros ante una degradación mucho mayor que la de Mercedes. Hamilton apretó por el doblete, pero Sainz guardó esa segunda plaza que se convertirá en séptimo en la parrilla del domingo.

Verstappen se tuvo que conformar con ser cuarto, en una salida que después de mucho tiempo será detrás de los Mercedes. Mientras, Sergio Pérez (Red Bull) pedía permiso para pasar a su compañero o un favor para sumar un punto más en la lucha por el subcameonato. El mexicano, 284 puntos, no tuvo respuesta, con lo que tendrá que ganar en la pista a un Charles Leclerc (Ferrari), 278, que saldrá quinto y que no las tiene todas consigo en Sao Paulo.

Mientras, Alonso salvó de milagro el accidente por esa agresividad incomprensible de Ocon ante su compañero, pero no pudo evitar pasar por boxes. El doble campeón del mundo se vio último y terminó remontando hasta pasar incluso al francés, quien ya le llevó contra el muro en Yeda y Hungría, cada vez que se encuentran.