El «Chica Txeca», protagonista en Maó. | Archivo

El «Chica Txeca» ganó la XXXV Regata Dia del Poble de Menorca. Al barco patroneado por Toni Pons (CN Ciutadella) lo siguieron el «Alba III» de Carlos Pons (CM Mahón) y del «Va Bien» de Pere Triay (CM Mahón), en este evento que inaugura el calendario 2023 de regatas del Marítimo. Las doce embarcaciones navegaron dando la vuelta completa a Menorca en dos jornadas,    con condiciones distintas. El primer día fue exigente para los cruceros de Maó, Ciutadella, Villacarlos y Fornells. Se navegó en ceñida pura desde    Maó hasta doblar el Cap d’Artrutx, en Ciutadella. El viento fue rolando de las 225 iniciales hasta 270, y bajando en intensidad a medida que la flota avanzaba por la costa sur de la Isla.

Desde la salida los más rápidos ocuparon la cabeza de la flota. El «Chica Txeca» y el «Wanderlust» tuvieron su particular duelo de bordadas durante toda la ceñida en la cabeza.    Al llegar los primeros barcos a Artrutx el viento roló a sur y cayó mucho; en consecuencia, el tramo final hasta Ciutadella se complicó. Los barcos que navegaban en cabeza «Chica Txeca», «Wanderlust» y «Alba III», y la mayoría de seguidores como    «Va Bien», «La Boheme II» y el «Foraster IV» optaron por navegar la popa cerca de la costa, mientras que otros como el «Chicory», «Nonius», «Bon Vent» y «Llamp II» navegaron algo más alejados. Esta decisión resultó crucial en la clasificación. El «Chicory» de Xavi Cardell obtuvo gran rendimiento de su decisión, navegó con mejor viento y ganó la prueba, delante de «Alba III» de Carlos Pons Vidal y el «Chica Txeca», de Toni Pons Faner. El comité dio la salida en la bocana del puerto de Ciutadella, con viento establecido con rumbo del 225º (SO), con intensidad 15 nudos y las típicas y enormes olas que se levantan en la bahía de Ciutadella. Las embarcaciones pusieron proa hacia la costa norte y tras un corto tramo de ceñida pronto se empezaron a ver los spinakers, que las tripulaciones izaban para aprovechar el viento, primero de través, luego de aleta y finalmente de popa redonda; les impulsaría hasta Maó. Estas condiciones permitieron planear las olas, gozando cada milla.

Las puntas de velocidad que cada barco se esforzaba en conseguir y mejorar con cada ola eran un reto, con    jornada rápida. El «Chica Txeca» navegó en cabeza desde el inicio de la popa seguido del «Va Bien», «Alba III» y «La Boheme II». Las duras condiciones ocasionaron alguna que otra rotura sin consecuencias en esta divertida regata. El viento roló progresivamente a la derecha desde el 225º iniciales hasta ser del 315º (NO), en s´Esperó. Esta prueba la ganó el «Xarxet II» de Joan Pons Riera seguido del «Chica Txeca» de Toni Pons y del «Va Bien» de Pere Triay.