Voleibol. Superliga femenina

«Me costó aceptar la suplencia»

Esther Marquès critica la falta de actitud defensiva en La Rioja y asegura que el equipo está intacto a nivel anímico, con ganas de recibir a Alcobendas

|

Valorar:
preload

Marquès, primera por la derecha, ha encajado con resignación su nuevo rol en el Avarca

11-11-2014 | Josep Bagur Gomila

El Avarca de Menorca trabaja ya desde el lunes para enderezar su rumbo tras dos derrotas seguidas en liga. La última, en la pista del Haro Rioja, una decepción que ha dolido más por la forma en que se produjo que por ocurrir ante el accidental colista. En poniente no ponen reparos a la derrota en la que mucho tuvo que ver Alba Cardona, ciutadelenca jugadora del Haro, y compañía pero sobre todo por el bajón en prestaciones, principalmente en intensidad defensiva y actitud.

Esta merma en ganas, y cometer los pocos errores en momentos decisivos, llevaron a las de Llorens a regresar de vacío, fiel demostración de la condensación de este torneo. Por eso el Avarca ya piensa en el Alcobendas para retomar la senda de los resultados positivos este próximo sábado en un final de año exprimido y duro para llegar a la Copa de la Reina.

Una de las jugadoras, la veterana Esther Marquès no pone objeciones a la última derrota: «Haro llevó la iniciativa casi todo el encuentro, haciendo un buen partido y estuvo bien en todas las facetas. A nosotras nos faltó un poco de actitud, sobre todo en defensa. Ellas peleaban todos los balones y a nosotras se nos caían algunos que fácilmente los levantas con un poco de actitud o concentración. Fue clave», admite alto y claro la polivalente del equipo.

Y es que para Marquès la derrota en La Rioja fue un aviso de que las seis plazas para la Copa de la Reina –primer objetivo de la temporada– se venderán muy caras.


Plano personal

Ya individualmente, es consciente la ciutadellenca que no está atravesando su mejor momento en la Superliga en cuanto a protagonismo, aunque no se desespera. Jugadora de equipo y de club como la que más, este año ha sido relegada a la plaza de polivalente, como Sheila D'Amaro el año pasado, lo que se traduce en que si el equipo funciona es difícil que entre en pista.

Marquès, de 36 años, reconoce que su nuevo rol, «al principio me costó un poco aceptar la suplencia, la verdad, como toda jugadora, supongo».


[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Fan superester
Hace más de 4 año

Ester fotlis canya a ses huebonas aquestes,,!!!!!

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1