Voleibol

El Avarca de Menorca sucumbe ante el campeón de Superliga

El Naturhouse Logroño impuso su calidad para vencer un mal partido en el que el Avarca apretó el marcador gracias a los errores ajenos

|

Valorar:
La receptora catalana del Avarca de Menorca, Raquel Brun, fue un mal sueño para el cuadro logroñés

La receptora catalana del Avarca de Menorca, Raquel Brun, fue un mal sueño para el cuadro logroñés

RFEVB

NATURHOUSE CIUDAD DE LOGROÑO 3
AVARCA DE MENORCA 1


El Naturhouse Logroño impuso este sábado su calidad en Lobete para vencer un mal partido en el que el Avarca de Menorca apretó el marcador gracias a los errores ajenos y logró arrancar un set al vigente bicampeón de todos los títulos nacionales. El Menorca plantó cara en el primer set, en el que consiguió apretar el marcador hasta el 20-19 después de imponerse en el tiempo técnico por 11-12. No obstante, el inicio del juego no fue bueno para las baleares, que vieron cómo el Naturhouse imponía su ritmo de juego con un 3-0 propiciado por el servicio de Gritzbach. Los errores del equipo balear favorecieron que las logroñesas, sin aplicarse en exceso, mantuvieran una cómoda ventaja con el 6-3 y el 8-4. El saque de Brun encarriló la reacción menorquina hasta el empate a 11 y la última ventaja visitante por 12-13. Los saques de Dani volcaron el marcador a un 16-13 y los bloqueos y contraataques de las centrales locales mantuvieron al Menorca desarmado. Portero condujo al Naturhouse hasta el 24-19 y, aunque se produjo una nueva y leve reacción balear gracias a dos incontestables remates de Vázquez, las locales se adjudicaron el primer set por 25-22.

Pero el apretado marcador del primer juego, en realidad, fue más demérito del Naturhouse que fruto del buen juego del Menorca. En el segundo set el entrenador balear Bep Llorens gastó sus dos tiempos muertos en el 5-2 y el 8-2, tal vez demasiado temprano pero parece que de forma necesaria. De lo contrario, el partido se le podría haber escapado antes de tiempo. El servicio de Brun provocó un parcial de 0-4, con un tanto directo de saque incluido y también algo de suerte, como una defensa de Larrakoetxea que sorprendió a las jugadoras locales y se convirtió en tanto. La respuesta menorquina fue un espejismo, el Naturhouse contestó con otro parcial de 4-0 y llegó al tiempo técnico con una ventaja de 12-6. Eso pareció derrumbar el ímpetu balear, que se vino abajo claramente y ya apenas plantó cara al rival, hasta sucumbir por 25-11. Lo que restó de juego sirvió para que Llorens diera oportunidad de jugar a Canet y Bravo y el entrenador logroñés, André Collin, a D'Amaro y Rodríguez, que selló la victoria en el segundo set con un tanto directo de saque y una colocación para el remate final de Portero.

A pesar de la mala cara mostrada en el segundo set, el Menorca se mostró mucho más entonado en el tercer juego, que arrancó ganando por 1-4 gracias a la aportación de Vázquez. Aunque el Naturhouse empató a 5 por el gran trabajo de la colocadora Rodríguez, por la que apostó Collin, las baleares volvieron a adelantarse con un 5-9 que obligó al técnico local a parar el juego con un tiempo muerto. Las jugadoras de Llorens continuaron por delante hasta lograr una significativa ventaja de 12-16 arriesgando en el saque y forzando la recepción riojana. El Menorca llegó a alcanzar un 16-20 que parecía ponerle en bandeja el tercer set y frenar la victoria del actual campeón de Superliga, pero el Naturhouse remontó hasta el 21-22. Sin embargo, dos acciones consecutivas de Alonso-Mañero ante Dani y un penalti convertido por Brun acabaron por otorgar el set al equipo balear.

En el cuarto set el Naturhouse volvió a imponer su calidad y alcanzó el tiempo técnico con una clara ventaja (12-6) a pesar de las buenas acciones de la menorquina Esteban. Brun realizó un remate ganador para apretar el marcador en un 6-5 pero acabó dolorida de un dedo de su mano izquierda, circunstancia que le condicionó el resto del juego. El Menorca cometió muchos errores no forzados y Llorens volvió a gastar pronto sus tiempos muertos, por lo que no pudo cambiar el rumbo del encuentro en su recta final. Los cambios, tiempos y amonestaciones (Collin vio una tarjeta amarilla y Vázquez una advertencia verbal) trabajaron el juego, que acabó decantándose por el equipo local por un 25-19.

"Hemos hecho un partido irregular en cuanto a rendimiento pero en los momentos en los que hemos jugado bien lo hemos hecho mucho mejor que en la primera jornada". La frase con la que Bep Llorens resumía el desarrollo del encuentro jugado en la capital riojana, coincidente en gran medida con la valoración del juego que efectuaba, poco después el técnico local, viene a ofrecer una radiografía perfectamente ajustada a lo que se vivió ayer tarde. Con lectura crítica añadida. "El problema", vino a reconocer el máximo responsable del Avarca Menorca, "no lo hemos mantenido durante todo el partido. Creo que nos ha faltado algo de precisión en algunas cosas. Pero la actitud, sin duda, ha sido positiva".

André Collin, técnico del Naturhouse, no tuvo reparo alguno en calificar el triunfo de sus jugadores como "un resultado importante" conseguido tras "un partido igualado y marcado por la irregularidad" de ambos equipos . Asumía, de esa manera, la trascendencia del punto, no sólo porque mantiene a las riojanas en cabeza sino porque entierran, de esa manera, un duelo "complicado", en su opinión, y de rango menor, para el público de Logroño. "Es evidente  que los equipos que nos visiten van a apretar mucho en el saque y eso se ha demostrado hoy. La gente no tiene nada que perder y viene, por ello, con una motivación añadida" que acaba convirtiéndose, en opinión del técnico, en una complicación más para su bloque.

En todo caso, admitió la comisión de "muchos errores" en su formación. "Las chicas creo que se van a casa con mal sabor de boca", refrendaba con gesto de circunstancias. "El desarrollo no ha sido acorde con lo que hemos entrenado a lo largo de la semana. Se entrena a un nivel muy alto, con mucha calidad" pero en la tarde de ayer, interpretaba Collin, "se ha entrado en el ritmo de Menorca y hemos flojeado un poco. Puede ser por  exceso de confianza pero debemos ajustar algunas cosas para que no nos vuelva a pasar porque puede que, de persistir en este error, nos peguen un susto. Lo mejor", vino a incidir de nuevo, "sonlos tres puntos que contarán muchísimo al final".

A fin de cuentas, lo que menos le preocupó fue ceder el tercer set. El entrenador del Naturhouse sigue fiel a su filosofía que pasa por "dar oportunidades a todas la jugadoras. Es importante que todas participen en el partido".

Curiosa, no obstante, la sensación con la que Bep Llorens, entrenador del AVARCA Menorca regresó a tierras baleares. Después de reencontrase con el cuadro logroñés, el entrenador sospechaba que había perdido "una buena oportunidad para puntuar. Tal vez no de ganar pero sí de puntuar". Lo creía así al advertir que en el primer set, después de empezar de cero, "veía a mi equipo más metido, aunque también es cierto que ellas al final siempre empujan en función del movimiento del marcador. Hemos estado en el primero mejor que el Naturhouse y me ha chocado al final el resultado…".

Mucho más después de haberse movido por delante de su rival en los parciales del choque y, mucho más, tras repasar la dinámica del cruce. "Merecíamos, más allá de si al final el técnico rival decide hacer unos cambios que hacen que baje el rendimiento del equipo, creo que hemos realizado méritos para habernos anotado ese set y tal vez algo más. Pero con el marcador a favor", reconoció igualmente, "hemos sido demasiado irregulares. En el último set, incluso, he tenido que consumir pronto los tiempos muertos para evitar que se nos fuesen".  

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.