Voleibol

El Avarca intentará romper su particular maldición con la Copa

| |

Valorar:
preload
Las jugadoras del Valeriano Allès Menorca, abatidas en el Pavelló Municipal de Ciutadella tras perder la final del 2009 ante Murcia.

Las jugadoras del Valeriano Allès Menorca, abatidas en el Pavelló Municipal de Ciutadella tras perder la final del 2009 ante Murcia.

JOSEP BAGUR

Aunque haga ya cinco años desde que el primer equipo femenino del Club Voleibol Ciutadella disputara su última gran final de la Copa de SM la Reina, para el Avarca de Menorca esto de disputar el torneo copero no le es nuevo y ya tiene muchas ediciones a cuesta, si bien es cierto que con tres finales disputadas, de momento la suerte le es esquiva y se le atraganta al CV Ciutadella. Este 2020 volverá a la carga el equipo de Bep Llorens en una nueva ocasión para quitarse la espina clavada de aquellas finales del 2014, 2011 y la más dolorosa, el 2009, también en el Pavelló. El CV Ciutadella lleva dos estrellas en su camiseta, como bicampeón de liga, y ahora intentará romper la maldición del campeonato copero.

El Avarca de Menorca tiene este año la gran misión de devolver al equipo a los Play off por el título de la Liga Iberdrola– tras años de ausencia entre los mejores–, como objetivo ineludible, pero por el camino se le presenta este fin de semana de nuevo una ocasión para hacerse con la Copa de la Reina. Las menorquinas llegan a la cita como segundas en la clasificación liguera y como el gran anfitrión del torneo del KO. Sin embargo, a diferencia de estos últimos cinco años, en los que el Avarca– o no se ha clasificado para la Copa (2016 y 2017) o ha caído a las primeras de cambio en los cuartos de final (2015-CVB Barça, 2018-Cajasol Sevilla y 2019-Voley Alcobendas)–, este 2020 las anfitrionas acceden directamente a las semifinales del sábado, algo que no conseguían desde el 2014 y que ahora han logrado por méritos propios, tras ser segundas al finalizar la primera vuelta liguera. El Avarca busca un trofeo que todavía no está en las vitrinas del club ciutadellenc y que últimamente no se le ha dado demasiado bien, sucumbiendo en los cuartos de final y con estrépito. Además, cuanto ha accedido a semifinales y final, siempre ha tenido enfrente algún ogro, algún gran dominador en España, léase, el mítico CAV Murcia 2005, Tramek Murillo o Logroño.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 26 de febrero en Kiosko y Más]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.