La gran actuación de la madrileña, María Figueroa, en la trascendental victoria del Avarca en la pista del CV Sayre le sirvió a la colocadora para entrar en el equipo de las mejores de esta cuarta jornada de la Liga Iberdrola. En la imagen, colocando un balón a Louise Sansó, el domingo | Samuel Rizk

0

Bep Llorens, después de una semana en la que se había llamado a la tranquilidad en el Pavelló Municipal de Ciutadella tras un discreto balance de dos de los posibles nueve puntos en juego –ante Emevé Lugo, La Laguna y Haro Rioja –, este domingo para el crucial partido en la pista grancanaria del CV Sayre sorprendió con la introducción de cambios notables en su equipo titular. Una mini revolución en el Avarca que le salió bien al técnico, logrando un trabajado pero creíble triunfo; el primero de tres puntos y ante un rival complejo (0-3).

Sobresalieron las suplencias de inicio de la colocadora madrileña, María Barrasa, prácticamente siempre titular desde que está en Ciutadella; y de la opuesta gallega, Sara Folgueira, más de lo mismo desde que es bermellón. Las dos habían sido titulares en los tres primeros compromisos. Del mismo modo, Llorens volvía a apostar por la joven central mallorquina Louise Sansó para formar pareja con la intocable Iva Pejkovic, en detrimento de la cartaginesa Carlota García, como ya hiciera ante el Haro, en casa. Unos cambios de cromos en el equipo titular que le salieron bien a un Llorens, quien matizó a «Es Diari» que habían sido, « tan solo unas rotaciones deportivas y por temas tácticos», zanjó, aprovechando este año fondo de armario.

Y de entre estas novedades en el cuadro titular del Avarca destacó la de la cualificada María Figueroa, llegada este verano del Madrid Chamberí y habiendo sido internacional absoluta.