El Avarca fue de más a menos y volvió a perder ante el Alcobendas, su bestia negra el pasado año.  | Josep Bagur Gomila

1

Mal encuentro el disputado por el Avarca de Menorca, que cayó con contundencia por 3-0 ante un Feel Voley Alcobendas que toma oxígeno en una temporada muy distinta a las anteriores, y además supera al equipo que entrena Bep Llorens en la clasificación.

El conjunto menorquín, con esta nueva derrota, demuestra que no da con la tecla para superar su crisis y enderezar una temporada que en su preámbulo tenía la disputa de la Copa de la Reina como uno de los grandes objetivos, y lo cual, a día de hoy, se antoja muy complicado.

El encuentro comenzó con el Feel Volley Alcobendas dominando (6-9 en el minuto 8), forzando a Bep Llorens a pedir tiempo muerto. Reaccionaron las menorquinas con Cris Llorens anotando por zona 4 y Folgueira excelente en el bloqueo lograban la igualada a 13. Alcobendas resistía y explotando su altura en la red se llevaron el primer set por 25-19.

El segundo parcial arrancaba con Bosio anotando para las locales, que se ponían en apenas tres minutos 5-1, aunque llegó la reacción menorquina (5-6). Eran importantes los puntos de Wanda y de la omnipresente Folgueira pero las alcobendenses eran letales en la red y se llevaron también el set por 25-21.

No se encontraba cómodo el Avarca Menorca en la pista, con muchos fallos en la recepción mientras que Corcelles y Bosio cosían a puntos a las insulares con el 19-13 en el minuto 17. Sólo los fallos del Feel podrían meter en el partido a las visitantes, donde Pejkovic aportaba puntos mientras que Folgueira seguía multiplicándose para mantener la esperanza balear. La jugadora terminaría con 18 puntos en su cuenta.

Alcobendas jugaba cómodo ante el Avarca, que se vio superado con holgura y con el rotundo 25-17 cerraban el partido. La derrota permite a las alcobendenses superar al Avarca en la clasificación; las madrileñas prosiguen como ‘bestia negra’ del equipo insular, y empujan al equipo que entrena Bep Llorens al antepenúltimo lugar, algo impensable en el preámbulo de este curso.