Imagen del partido de Socuéllamos, con el Avarca al fondo.

0

Cuando Avarca de Menorca dominaba por 1-2 y en el cuarto set mandaban las de Bep Llorens con marcadores concluyentes como un 4-10 o un 12-16, pocos espectadores en Socuéllamos podían soñar con una remontada de las locales pero así sucedió. El Kiele, que este próximo fin de semana disputará la Copa de la Reina, sacó el coraje y la calidad y liderado por Marina Saucedo en la dirección, y con el poderío de Jovanovic y Walsh en la red, levantó lo imposible haciéndose con el partido en el quinto parcial. Una pena, porque Avarca lo tuvo en su mano y pese a llevarse un punto de mucho mérito de su visita a Ciudad Real, probablemente mereció más y le supo a poco este 3-2 final.

El encuentro fue espectacular, igualado, de gran calidad con unas acciones de defensa y ataque brillantísimas para dos de los mejores equipos de España, no hay duda. Igualdad en el primer set, con ventajas cortísimas hasta un 19-19 donde todo se empezó a dilucidar. Sara Folgueira sacaba a relucir la calidad de su zurda, parecía que Avarca lo tenía con dos remates sensaciones de Westergaard y Pejkovic (23-24), pero Socuéllamos no se rendía hasta un gran saque directo de Westergaard para el 24-26. El segundo set, para olvidar desde el 6-2 de salida para las manchegas, fue local finalmente con aprietos (25-23) ya que Avarca fue creciendo con el paso de los puntos pero no bastó.

En el tercero, espectáculo a lo grande en cada punto, luchadísimos la mayoría, y Avarca que llegaba al momento clave con un 20-23 a su favor. Walsh y una mala recepción balear ajustaban a un 22-23, pero al final un mal saque de la propia jugadora tejana de las locales, Anna Walsh, sellaba el 23-25 y el uno a dos para las de Ciutadella.

Salida fuerte de Avarca en la cuarta manga (1-4), con Westergaard liderando (3-7) y un remate fuera de Carpin ubicaba un claro 4-10. El triunfo parecía encarrilado, con Gomila generando y salvando balones imposibles, y Camila poniendo su sello de clase en el remate, pero Atila Agüero al saque despertó al Kiele (8-11), y con 10-12 Bep Llorens pedía tiempo. A un gran bloqueo de Folgueira respondía el coraje de Jovanovic. Muy protestado el 12-15, y después otro fenomenal bloqueo de lasa rojillas ponía un 12-16. Pero entró Walsh al servicio y en un parpadeo, sus saques flotantes pusieron un 16 iguales.

Cogía la ventaja el Kiele empujado por la grada, y al final por 25-22 las manchegas llevaban el encuentro al tie break.

En el quinto set, pronta ventaja de las locales (3-0) ante las protestas menorquinas por un punto clarísimo no concedido. Reacción con un 3-2 y después un 4-4 de la mano de Maira Westergaard, pero ahí llegaría un nefasto parcial de 5-0 para las locales, culminado con una jugada de cuatro toques de las baleares. Se remontaba hacia el milagro (10-7) pero no se pudo acabar la faena, y un bloqueo final entre Jovanovic y Walsh dejó el triunfo en Socuéllamos.

Al final, derrota y ahora fin de semana de descanso para las menorquinas, que deberán ver la disputa de la Copa de la Reina por la televisión. La Liga Iberdrola regresará el próximo día 19 de febrero en la Isla, recibiendo al Leganés.