Detalle del partido de ayer, en que el Avarca logró una nueva victoria | Llluís Comellas

Avarca de Menorca 3
CV Sayre La Ballena 0

El Avarca de Menorca ganó anoche en el Pavelló uno de estos encuentros que a final de curso doméstico acabas agradeciendo, ante un CV Sayre serio y peleón en la recepción que exigió a las de Bep Llorens a mostrar su mejor versión pese al 3-0 final. Una victoria muy importante que mantiene a las menorquinas en la zona aristocrática de la clasificación de la Liga Iberdrola junto a CV Tenerife y Gran Canaria y que además supone ya sí de manera virtual el billete para la Copa de la Reina 2023 de febrero, en Sant Cugat. Victoria de peso en el ‘poli’, ayer sin la participación de la central serbia Iva Pejkovic ni la colocadora madrileña, María Barrasa, tras una semana de dificultades físicas en el Avarca.

El primer set empezó muy igualado, jugándose de tu a tu con el Sayre muy serio en recepción. El Avarca se aplicaba atrás para el 9-7 y aparecían Westergaard y Portero para marcar diferencias, con la líbero Patri Rodríguez soberbia en las locales. Se iban 11-7 y Avellaneda paraba con tiempo muerto aunque las locales entraban en partido para irse 17-11, creciéndose las menorquinas.

A pesar de la buena recepción visitante el Avarca estaba fuerte en las alturas, con la capitana argentina letal hasta el 22-16. Todo de cara pese a que costaría cerrar el set, con tiempo muerto incluido de Llorens, para el 25-19 definitivo.

Intermitente y emocionante el segundo set vivido en el Pavelló y que acabaría suponiendo el 2-0 para el Avarca. Empezaría mejor que el primero para las de Llorens con el 5-1 que llevaba a Avellaneda a pedir tiempo muerto. Avarca se gustaba con Jiménez en la red pero Soares aguantaba al Sayre, hasta el 8-8. El partido estaba en un pañuelo y aparecía Wanda pero el Sayre iba a más para el 12-16. Tiempo de Llorens, que ponía a Orozco de opuesta por Wanda. No iban bien las cosas en Ciutadella pero aparecía De Blas en la red para nivelarlo al 18-19.

Todo por decidir en el segundo set y llegaba el seminario de la colocadora Ivone Martínez en el servicio, letal para poner delante a las suyas (22-21). El Avarca despertaba a tiempo para bloquear primero Jiménez y rematar luego Westergaard (24-21). Pero Sayre quería morir matando en la red y con 24-23, ‘puntazo’ local y 25-23, con un punto ya garantizado en poniente.

Algo más plácido sería la tercera y definitiva manga en Ciutadella, a pesar de que el Sayre se adelantó (3-6) y quiso seguir complicando las cosas a las bermellones. Westergaard y una De Blas notable ayer ponían por delante ya al Avarca, aunque Sayre reaccionaba 13-14 y Llorens pedía tiempo muerto. La igualdad predominaba en Ciutadella y Avarca se decidía a elevar el balón para mal del Sayre (18-14), desesperación del técnico visitante y Portero haciendo de las suyas en el servicio.

Se distanciaban las locales hasta el 21-16 en un final claramente local y con el público disfrutando. Avarca exigía al rival grancanario en defensa y Jiménez sentenciaba hasta el 25-19 y un nuevo 3-0 de las insulares como anfitrionas.