Torretrencada | Manel Almar

Talayots, recintos amurallados, poblados, necrópolis…vertebran el paisaje de la Isla, con el protagonismo indiscutible de los recintos de taula, monumento prehistórico único en el mundo, como también lo son las navetas y las casas circulares.

Construidas en un periodo que abarca más de 2.000 años, entre la llegada de los primeros pobladores (2.300-2.000 aC) hasta la conquista romana (123 aC), las edificaciones de la Menorca Talayótica son de gran autenticidad y se levantaron con la técnica ciclópea, aprovechando la piedra de la Isla. Se trata de un conjunto arqueológico de justificado valor universal y excepcional por su exclusividad, originalidad y singularidad; además de por el marco cronológico en el que se desarrolla, siendo el testimonio único de una antigua sociedad prehistórica mediterránea.

Cabe destacar el buen estado de conservación de estos monumentos, que pueden observarse en un paisaje similar al original gracias a los 3.000 año de convivencia harmoniosa con los pobladores de la Isla.

Por todo esto, Menorca Talayótica continúa haciendo su camino para ser declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO bajo el lema «Una odisea ciclópea insular».

Qué visitar

    • Necrópolis de Calescoves. La componen más de 90 cuevas e hipogeos de enterramiento, de época talayótica, excavados en los mismos acantilados de la cala. Además, hay un embarcadero y un establecimiento costero, delimitado por una muralla, los dos de época prehistórica y un santuario de época romana.
    • Taula de Talatí. El recinto está formado por un poblado talayótico y su necrópolis de cuevas artificiales, aunque destaca el protagonismo del santuario de taula. Con forma de T, las taulas siguen siendo el gran enigma de la prehistoria menorquina, puesto que su función y simbología siguen siendo un misterio.
    • Sepulcro de Ses Roques Llises. Fue construido alrededor del 2000 aC, entre el final del Calcolítico y el inicio de la Edad del Bronce, por lo que es uno de los monumentos más antiguos de la Isla. La cámara megalítica estuvo cubierta por un túmulo de piedras y tierra que le daría un aspecto semiesférico.
    • Talayot de Torelló. Es el más espectacular de la Isla por su monumentalidad. Tiene la singularidad de conservar un portal con dintel en la parte superior del monumento, que da acceso a una cámara de planta circular. La tipología de talayots es rica y diversa. En todos, destaca el dominio visual del territorio.
    • Asentamiento de Cala Morell. Se trata de un poblado costero fortificado, formado por navetas de habitación de la época naviforme. Ha sido excavado recientemente. También vale la pena visitar la necrópolis vecina de Cala Morell, formada por interesantes cuevas e hipogeos de enterramiento.
    • Sa Naveta des Tudons. Es el monumento talayótico más emblemático de Menorca. De su forma, de nave invertida, toma el nombre de naveta, un tipo de estructura ciclópea que solo se encuentra en la Isla. Es una construcción funeraria en la que se recuperaron cien individuos con todo su ajuar.
Naveta des Tudons
Naveta des Tudons
  • Torralba d’en Salort. Es uno de los poblados prehistóricos más grandes y espectaculares de la Isla. Destacan dos talayots, el recinto de taula, una sala hipóstila, algunas cuevas y otros restos constructivos. El recinto de taula es una las construcciones más monumentales de este yacimiento.
  • Torre d’en Galmés está considerado uno de los poblados talayóticos mejor conservados y uno de los más grandes de las Islas Baleares. En sus 50.000 m2 de superficie alberga tres talayots y un recinto de Taula donde, durante las excavaciones realizadas, se encontró una reproducción en bronce de una figurita egipcia del dios Imhotep, que se puede ver en el Museo de Menorca (Maó). El poblado también destaca por la presencia de los llamados círculos, casas talayóticas muy bien conservadas y de gran monumentalidad, que nos ayudan a entender cómo era la vida de estas sociedades prehistóricas. Durante la visita también se observa un interesante sistema de recogida y filtrado de agua y varias cuevas funerarias.
  • Son Catlar. Poblado talayótico que destaca por su muralla, que ha conservado todo su recorrido hasta la actualidad. En el interior se pueden visitar restos de las antiguas construcciones, destacando los talayots y el recinto de taula. Actualmente, la muralla está siendo excavada e investigada para conocer mejor cómo fue construida y utilizada por los talayóticos.