Qué ver y hacer en Menorca

Actividad: Turismo

Valorar:
preload

24-09-2017

Hay épocas en las que necesitamos descansar, tomar ese respiro que todos queremos. Pero, ¿cuál es el sitio ideal para irte de vacaciones?

Menorca es la isla más oriental de las Islas Baleares caracterizada tanto por su naturaleza como por sus aguas cristalinas. Fue declarada Reserva Biosfera en 1993 por la Unesco.

El clima es el idóneo para aquellas personas que no les gusta el frío, presentando un clima mediterráneo con unas medias anuales de 16ºC.

Recorre ciudades mágicas

Si tienes la oportunidad de estar varios días en la isla, podrás recorrer de este a oeste todos sus rincones en apenas 45 minutos en coche.

Mahón. Es el núcleo más importante de Menorca, la capital.

Distraete paseando por el puerto de Mahón, considerado uno de los mejores puertos naturales del mundo. También es necesario visitar la Fortaleza de la Mola, el Bastión de Sant Roc y la Iglesia de Santa María. Si te encanta la ópera, no te puedes perder en verano la Semana Internacional.

Ciudadela. Es la segunda ciudad más importante de la isla.

Caminar por sus calles te transmite pasión y tranquilidad, sobre todo de noche puede llegar a ser impresionante. Tienes que hacer una visita a la Catedral de Menorca, la Plaza del Borne y de la Esplanada, el Castillo de San Nicolás y el Puerto. Podrás ver tu mismo el aire señorial que presenta esta ciudad.

Binibeca. Pueblecito pequeño pero lleno de encanto, es uno de los más pequeños pero más importantes para los pescadores. Tan sólo está situado a 8 km de Mahón. Si callejeas podrás ver calles estrechas y escalonadas, con grandes ventanales de colores, muy típicos de la zona.

Si eres amante de la fotografía, no se te puede pasar subir al Faro de Favartix y de Cavalleria. Podrás sacar unas postales preciosas.

Disfruta de las mejores calas menorquinas

Cala Pregonda. Se puede decir que es una de las playas vírgenes de Menorca, sólo cuenta con tres casas. Si ves fotos puedes encontrarte un color anaranjado y rojizo en las rocas, junto con una arena dorada y gruesa.

Si tienes la oportunidad de no visitarla en los meses más fuertes de verano, podrás disfrutar de todo su encanto.

Cala Tortuga. Es otra de las playas vírgenes de la isla. Te sentirás a gusto ya que es tranquila y no es demasiado pequeña, por lo que te podrás acomodar bien en ella.

Si te gusta caminar por la orilla y subirte a los miradores, te aconsejamos que hagas el recorrido del Camí de Cavalls.

Cala Macarella. Se caracteriza por sus aguas azules turquesas y cristalinas. No te olvides de llevarte las gafas de buceo y disfrutar de la naturaleza que presenta esta cala. Encontrarás un chiringuito pequeño para disfrutar de un refresco frío al lado del mar. Ah, y por el coche no te preocupes, tiene dos parkings relativamente cerca.

Si te gustan sus aguas, pásate también por la Cala Mitjana, la Cala Turqueta y la Cala Galdana. No te defraudarán.

Amante del deporte y de la aventura

No te vayas de la isla sin disfrutar de los grandes paisajes y actividades como snorkel, kayak, windsurf, entre otros.

Este paraíso es idóneo para practicar deportes acuáticos. Sus aguas tranquilas y cristalinas te permitirán disfrutar de muchas actividades marítimas. Conocer el fondo marino de Menorca es una experiencia única que no te puedes perder.

Si eres un amante del deporte seguramente sabes que en Menorca han nacido grandes deportistas profesionales como Sergio Llull, uno de los favoritos en las apuestas mexico de NetBet Sport y que han puesto a la isla en el mapa más allá de por sus impresionantes paisajes y playas.

Visitar Menorca es una de las cosas que tienes que hacer en tu vida. Escoge un periodo vacacional que no sea temporada máxima, pero en el que puedas disfrutar de todo el encanto de la isla y déjate atrapar por sus transparentes aguas y paisajes de ensueño.