Polémica comida en el Ayuntamiento de Ibiza