Comunicado de EDIVISSA

Valorar:

Ante las distintas noticias aparecidas últimamente, que afectan muy directamente a esta Empresa, deseamos  hacer las siguientes manifestaciones:  

1.- Las actuaciones de Edivissa  siempre han observado un estricto cumplimiento de la legalidad.

2.- Cuando los actuales propietarios de Edivissa, que lo son a su vez del Royal Son Bou Family Club, se adjudicaron la misma en subasta pública, estaban adquiriendo la Urbanización Son Bou que disponía de 400.000 m2 urbanizables, aprobados en Plan Parcial y por tanto con derechos urbanísticos consolidados.  Nunca se dió opción, por parte de la Administración al desarrollo de dicho Plan, a pesar de cuatro diferentes Convenios firmados con distintos equipos de Gobierno del Ayuntamiento de Alaior.

3.- Anteriormente y para cumplir con el planeamiento aprobado, Edivissa tuvo que acometer diversas inversiones como la construcción de una nueva depuradora, un nuevo pozo de agua potable, redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales, pavimentación de calles, etc…  todo ello con un coste superior a los 4 millones de euros. Posteriormente el Ayuntamiento de Alaior, entonces gobernado por el PSOE, aprobó provisionalmente una Modificación del Plan General de Alaior que además incluía como urbana una parcela de 96.000 m2, que reunía y reúne todas las infraestructuras como alcantarillado, suministro eléctrico y de agua, aceras, etc., concediendo incluso una cédula urbanística provisional. Esta Modificación del Plan General no fue aprobado definitivamente por el Consell Insular ante la implantación del PTI.

4.- Dicho PTI dictaminó que todos los terrenos no construídos de la Urbanización Son Bou pasan a
ser rústicos, a pesar de contar con todos los servicios de infraestructura completados, pero en absoluta contradicción con la normativa DOT, sí considera urbanizable un solar de 90.000 m2, también propiedad de Edivissa y dentro del Plan Parcial aprobado, ubicado a 1 Km. del núcleo de la  Urbanización, con la enorme sorpresa de que dicho solar debería incluir los derechos edificatorios de Princesa Son Bou y la Cadena Sol, a quienes el PTI también les había quitado su aprovechamiento. Toda una aberración urbanística y sin solución ya que daba los aprovechamientos urbanísticos consolidados en el terreno de un tercero.

5.- Edivissa recurrió esta decisión ante los Tribunales, pero la sentencia fue desfavorable. Mientras nuestro vecino Cesgarden, con un solar que era y sigue siendo terreno rústico, por supuesto sin ningún tipo de infraestructuras, obtuvo una sentencia extraordinariamente favorable. Lo  que además de suponer un gran agravio comparativo, nos costará a los menorquines la nada despreciable cifra de 29,5 millones de Euros más la transformación de este terreno rústico en urbano.
Las autoridades competentes tienen la obligación de  explicar a la ciudadanía que ha sucedido con el caso Cesgarden, así como con el futuro pago de 4 millones a Princesa de Son Bou, y la hipotética compensación que se tenga que pagar a la Cadena Sol.
Es necesario conocer a quienes han provocado este expolio a todos los menorquines, para poder exigirles responsabilidades civiles y/o penales, si fuera el caso, extensivas a los que ahora oculten la realidad de estos hechos.  

6.- Cuando el Ayuntamiento de Alaior recepcionó la Urbanización San Jaime, ésta no disponía, ni dispone todavía del suficiente caudal de agua, ni tiene suficiente capacidad de depuración, vertiendo aguas de dudosa calidad al Prat de Son Bou, además de otras anomalías.
Para dar solución a estos problemas y a los del terreno rústico de Cesgarden, el Ayuntamiento recurre a Edivissa  tanto para que ésta aporte caudal de agua, como para poder utilizarla, debido a las exigencias del Plan General aprobado, sobredimensionada depuradora (actualmente funciona al 50% de su capacidad).

7.- El Ayuntamiento nos solicita cada año autorización para el mantenimiento del parking de la playa de Son Bou, propiedad de Edivissa, así como la cesión de nuestros derechos para que dicho parking siga siendo gratuito.

8.- Ante la inminente entrada en vigor de las Normas Transitorias, Edivissa pacta con el Ayuntamiento la utilización de las infraestructuras propiedad de Edivissa, mencionadas en los puntos anteriores, y además ofrece la cesión gratuita de 2 solares con todos los servicios necesarios para ser urbanos y poderlos ofrecer, si lo consideran oportuno, a la Cadena Sol y a Princesa de Son Bou, a cambio de calificar como urbano el solar de 96.000 m2 ya en su momento aprobado como tal provisionalmente por el Plan General de Alaior. El Ayuntamiento acepta la propuesta y la presenta al Consell Insular.

9.- Después de múltiples reuniones, se nos convoca a otra más en Palma el 9 de Enero de este año, en el despacho de los arquitectos contratados por el Consell, en presencia de los mismos, de la Consellera de Urbanismo del CIM, la Alcaldesa, el Concejal de Urbanismo y el Técnico municipal del Ayuntamiento de Alaior, en la que se llega al acuerdo de trasladar los derechos de edificación de la Cadena Sol, de Princesa de Son Bou (en el caso de que acepten), y de Edivissa al solar de 96.000 m2 (considerado urbano) mencionado en el punto anterior.

10.- Según ha aparecido en la prensa en los últimos días, parece que ahora el Consell da marcha atrás y solo quiere resolver las situaciones urbanísticas de aquellos promotores a los que tiene que indemnizar y dejar sin solucionar el embrollo urbanístico que creó con el PTI y que dará lugar a nuevas reclamaciones judiciales.

Ante esta situación hemos previsto convocar una reunión pública con técnicos cualificados para aclarar a todos los interesados todo lo necesario sobre este tema.