Un patrimonio para todo el mundo

Las jornadas de buenas prácticas se clausuran con un balance positivo y el compromiso por parte de la consellera de Cultura de que se organizará una tercera edición en 2017

| |

Valorar:
preload
Los expertos disfrutaron de una ruta por toda la Isla con parada en Ciutadella.

Los expertos disfrutaron de una ruta por toda la Isla con parada en Ciutadella.

02-05-2015 | Kika Triay

Entre los retos fijados para la segunda edición del Congreso Internacional de Buenas Prácticas en Patrimonio Mundial, sus organizadores se habían propuesto realizar «nuevas lecturas» sobre lo que esos bienes culturales significan y trabajar para que a las personas que desconocen ese campo les resulte más cercano. Y a juicio de Alicia Castillo, codirectora del congreso, el resultado «no ha podido ser mejor».

«El objetivo se ha conseguido», declaraba ayer Castillo desde el poblado talayótico de Torre d'en Galmès, una de las paradas de la ruta programada para la última jornada del congreso. Y él éxito del encuentro, a su juicio, se basa en un modelo que no consiste solo en la exposición de temas, sino «en provocar la discusión y el debate. Sabemos que no vamos a descubrir la pólvora, pero ante todo buscamos que sea un proceso muy participativo».

Así, durante tres días, cerca de 130 personas especializadas en patrimonio y llegadas de rincones de todo el mundo han participado en sesiones de trabajo que se han traducido en un buen número de propuestas a las que ahora toca dar forma. Son conscientes de que «queda mucho trabajo por hacer», pero también de que se «va por el buen camino», explica Castillo, quien confía mucho en el sistema de trabajo adoptado, que define como «un laboratorio de experimentación de ideas», para conseguir el objetivo que se han marcado, que no es otro «que intentar regenerar la conexión entre las personas y el patrimonio».

El resultado ha sido tan satisfactorio que un portavoz de los participantes pidió el pasado viernes durante una cena la continuidad del congreso en el futuro a la consellera de Cultura y Patrimonio, María Nieves Baíllo. Y ésta se comprometió a apoyar la organización de una tercera edición «si seguimos en el gobierno el próximo mandato». La consellera fue más allá al proponer 2017, año clave para la catalogación de la Menorca Talayótica como patrimonio de la humanidad por la Unesco, como la fecha idónea para su celebración. Por otra parte, Baíllo señaló ayer que se trata de apoyar un proyecto positivo para Menorca «en todos los campos», por lo que sería bueno que sea quien sea que esté en el gobierno en el futuro «lo siga apoyando».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.