Un verano musical con siete recitales y la obra de Granados en el recuerdo

| |

Valorar:
preload
Carmen d’Amato, tesorera de JJMM; Luis Moreno, autor del cartel; Pilar Carreras, presidenta de la entidad, y Vicent Salvador, mi

Carmen d’Amato, tesorera de JJMM; Luis Moreno, autor del cartel; Pilar Carreras, presidenta de la entidad, y Vicent Salvador, miembro de la junta

01-06-2016 | Josep Bagur Gomila

«El festival de este año lo hemos planteado como lo que es, todo un lujo. El de poder reunir músicos y estilos diversos». Así presenta Pilar Carreras, presidenta de Joventuts Musicals de Ciutadella, la 44 edición del Festival de Música d'Estiu. Sostiene la máxima responsable de la entidad cultural que en los tiempos que corren «hacer música es un lujo y organizar conciertos desde una perspectiva amateur como tenemos nosotros, no siempre es fácil».

Sin embargo, el festival, estancado durante los últimos años por los problemas económicos derivados de la crisis y los recortes, da un paso adelante este verano con la programación de siete conciertos, uno más que en 2015. Un cartel en el que también hay cabida  para los músicos de la Isla «que se abren paso fuera de nuestras fronteras», apuntan desde la organización, y del que también forman parte artistas de la cantera de Joventuts Musicals de España. Además, se contará, como cada año, con el tradicional concierto de la Orquestra de Cambra Illa de Menorca (OCIM).
Cabe destacar que este año en varios de los conciertos se interpretarán obras de Enrique Granados, o inspiradas en su figura, con motivo de la celebración en 2016 del centenario de su muerte.

En la presentación, la entidad hizo público un documento en el que manifestaba su convencimiento de que el papel de una entidad como Joventuts Musical «es tan importante desde la mirada cultural que habría de ser asumido por los órganos de la administración cultural y educativa». La muestra musical de este año cuenta con el apoyo logístico y de infraestructura del Ayuntamiento de Ciutadella y la aportación anual que hace el Consell insular para la Orquestra de Cambra. Por otra parte, cabe señalar que el concierto inaugural no coincidirá con la fiesta del 9 de Juliol, como es tradición, ya que en esta ocasión el recital no está incluido en el programa de actos institucionales.

El presupuesto de este año es muy similar al de 2015, unos 30.000 euros y la idea es cubrir los gastos con las taquillas.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.