Negativos que recuperan historias en Casa Venècia

El coleccionista Antonio Álvarez-Barrios expone 50 imágenes perdidas de las vidas anónimas del siglo pasado en el emblemático edificio del puerto de Maó, recién abierto al público

|

Valorar:
preload
Las antiguas imágenes del puerto de Maó se podrán ver en Casa Venècia hasta el 31 de agosto

Las antiguas imágenes del puerto de Maó se podrán ver en Casa Venècia hasta el 31 de agosto

05-08-2016Javier Coll

La obsesión de guardarlo todo en los porxos por si acaso nos deja hoy pequeños tesoros de la historia menorquina. Aunque a veces estas fracciones del pasado necesiten décadas de maduración.

Las imágenes del puerto de Maó de inicios del siglo XX recopiladas en «Los negativos perdidos» por el periodista y coleccionista Antonio Álvarez-Barrios se exponen hasta el 31 de Agosto en la Casa Venècia. Pero han pasado por múltiples manos hasta que, con la ayuda del Ateneu de Maó, se dieran a conocer como muestras de la intrahistoria mahonesa. De los 50 negativos de vidrio de 13x18 y 9x13 se han obtenido documentos gráficos de vidas anónimas en un entorno conocido, a la vez que olvidado: buzos trabajando en Cala Mesquida, las escuadras alemana y española atracadas en el puerto o una ballena que murió allí en 1916 son algunos detalles que conforman nuestra historia reciente. Algunas más trágicas, como la imagen del vapor-cárcel «Atlante», ignominioso recuerdo de la guerra, otras más simpáticas, como las carrozas de carnaval o niños - hoy ancianos - jugando en la plaza de Villa Carlos.

Lo más estimulante de la exposición es, para su comisario, el mismo Álvarez-Barrios, «que se desconocen los autores de las fotografías», así como la identidad de quienes aparecen. Aunque por ahora no haya encontrado ningún mayor que le ayude en su trabajo para componer la historia que hay detrás de cada imagen, Álvarez-Barrios sí ha podido completar la investigación entorno a las embarcaciones que aparecen en las fotografías.

Gracias a los conocimientos náuticos heredados por su padre, que trabajó en la compañía Trasmediterránea, ha identificado, por ejemplo, los cinco barcos de la Compañía Mahonesa de Vapores y ha recogido la historia del vapor «Ciutadella», conocido como «El vaporet» que, paradójicamente, «en los años veinte lucía a popa un cintón de talla sobredorada con el escudo de Mahón», explica. Cuando se retiró la embarcación, en 1957, una multitud acudió a despedirla. Los recuerdos de esa gente, para quien el mar era sinónimo de aislamiento y a la vez única vía para contactar con el continente, está íntimamemente relacionado con el lugar que ahora lo guarda.

Con motivo de la apertura de la Casa Venècia al público, Álvarez-Barrios trajo la bandera con el león de San Marcos desde Venecia, donde el alcalde de la ciudad se la había entregado a su esposa, la crítica de arte María de Corral por su particpación en la Biennale de Venezia. Le hacía ilusión que, después de años de acudir a las muestras que comisariaba su mujer, especializada en el arte contemporáneo, él fuera el comisario de su propia exposición. Ahora el coleccionista defiende la idea de una Illa Pinto que albergue un museo naval que, asegura, «sería su gran ilusión».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

EL sitio realmente
Hace más de 3 año

El sitio es realmente algo complicado el ir, en la entrada lo dice Venecia, pero luego ya es salvate si puedes, todo son callejuelas estrechas culs de sac, y muy complicado para uno que va la primer y última vez.

Valoración:1menosmas

Portuario indignado
Hace más de 3 año

Molt be Edu. Eres un crack. Siempre mirando por el bien del puerto de Mahón.

Valoración:-1menosmas

Edu
Hace más de 3 año

Creo que una exposición tan magnífica debe estar en el centro de Mahón, para facilitar ser visitada por todos los ciudadanos de la isla. Ir hasta la cala del puerto está bien, pero no es lo mejor ni de lejos hay salas para exposición en Mahón y sería lo deseable. Bueno, que opinen los de S. Antoni. Pero, pienso que para hacer rentable Venecia sería mejor que la alquilanse durante el verano para que los pque pueden alquilar la disfruten y para mantenerla durante el invierno con el alquiler de los que la alquilado. Por aquí durará unos meses y otra vez ver como se cae. No es lugar ni edificio para abrigar exposiciones que puedan mantenerla en condiciones ni para visitas diría con rendimiento económico. Esta idea, por ejemplo puede ser buena para el Hospital militar, Isla del Rey, que puede hacer exposiciones, bar y restaurante y disfrutar de las vistas del puerto en condiciones.

Valoración:-11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1