Los expertos supervisan el rumbo de la candidatura de Menorca Talayótica

| |

Valorar:
preload
Los expertos, atendiendo a las indicaciones de la arqueóloga Cristina Bravo en Son Catlar

Los expertos, atendiendo a las indicaciones de la arqueóloga Cristina Bravo en Son Catlar

30-05-2019Josep Bagur Gomila

La reformulación del expediente de la Menorca Talayótica para que ésta sea declarada como patrimonio de la humanidad por parte de la Unesco sigue avanzando. Han pasado ya dos años desde que se retomó la redacción del proyecto atendiendo a las sugerencias del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) y ya se tiene sobre la mesa un documento que se encuentra en su proceso final, aunque todavía queda aproximadamente un año para terminarlo por completo.

Un grupo de 15 expertos internacionales en la materia se encuentra durante estos días en la Isla participando en un seminario que tal y como explica el conseller de Cultura, Miquel Àngel Maria, tienen como objetivo determinar «si vamos bien encaminados» antes de que Menorca se pueda someter a un nuevo proceso de evaluación. Así, durante tres días los especialistas se están dedicando a visitar yacimientos por las mañanas y ya por las tarde realizan sesiones de trabajo y ponencias en el Museu de Menorca.

Maria reconocía estre jueves tener «sensaciones positivas» sobre el resultado del seminario que califica como muy importante «porque los participantes están aquí para validar si la candidatura está bien orientada». Cabe recordar que el replanteamiento de la candidatura incorpora el valor paisajístico como uno de los elementos claves del nuevo expediente, cuya propuesta no gira ahora en torno a los yacimientos arqueológicos individuales, sino áreas de la isla que muestran diferentes maneras de ocupación del territorio y construcción del paisaje en época talayótica.

En la cita de expertos está tomado parte también el supervisor del expediente de la Menorca Talayótica Cipriano Marí, quien defiende la gran baza que supone el paisaje insular. «El de Menorca es uno de los pocos casos en el mundo donde estamos ante un patrimonio que está en un entorno vivo; el resto de lugares parecidos son parques arqueológicos, espacios donde la población no participa en la gestión y en el diálogo con el territorio», defendió ayer en Son Catlar durante una visita.

Marí se mostró optimista: «Menorca tiene y tenía todos los mimbres para ser patrimonio mundial; estamos en el buen camino, creo que estamos ante unos bienes que tarde o temprano serán inscritos en la lista de patrimonio mundial», añadió.

No obstante, el supervisor reconoció que las candidaturas «son documentos multifacéticos que tienen muchas aristas, y lo más importante es que no quede ninguna artista sin limar». Marí es consciente de que el nivel de exigencia es altísimo, y que más allá del 10 «hay que ir a por la matrícula». En ese sentido, puso el acento en que «el documento que se presente tiene que ser incontestable, con una garantía total de inscripción, ese es el objetivo», concluyó.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.