Entrevista

Ara Malikian, músico: «Nunca pensé que un concierto de violín pudiera llenar estadios»

|

Valorar:
Espectacular. El violinista demostró sobre el escenario de Maó el porqué de su exitosa trayectoria internacional

Espectacular. El violinista demostró sobre el escenario de Maó el porqué de su exitosa trayectoria internacional

Josep Bagur Gomila

Unas 1.500 personas habrán visto, entre este viernes y el domingo, el espectáculo «Le Petit Garage» del violinista Ara Malikian. Es la adaptación de «Royal Garage», la propuesta con la que el músico estaba presentando su último disco, gira que quedó interrumpida por la pandemia. Es así que llega a Menorca y al Teatre Principal de Maó, donde su visita ha levantado una gran expectación. Hasta el punto que de las dos actuaciones que se habían programado inicialmente, se ha llegado a las cinco que finalmente ofrecerá, y con mucho gusto, el intérprete libanés de raíces armenias.

Vuelve por fin a Menorca. En 2016 lo intentó con «Pagagnini», pero no fue posible.

—Sí, creo que he estado dos veces en Menorca. Y tenía que volver hace unos años, pero tuve un accidente y tuve que cancelar. Y ahora es un placer poder volver a encontrarme con este público.

Al final actuará hasta en cinco ocasiones en el ‘Principal’.

—Me hace muy feliz. Cuando el público responde y tiene ganas de escucharme, a pesar de la situación que estamos viviendo, me emociona aún más. Estamos ya deseando encontrar el cariño del público menorquín y agradecer toda su fidelidad y sus ganas de disfrutar con mi música.

¿Son habituales cinco actuaciones?

—Tantas, quizá no, lo habitual ahora es hacer dos conciertos. Al ser aforos más limitados, obliga a hacer más pases para que el público pueda verlo. Las medidas de seguridad obligan a separar al público y no podemos llenar las salas a tope.

¿Detecta que hay ganas de cultura, de música, de disfrutar con ello?

—Absolutamente. Y nos hace muy felices, porque vemos que en general hay muchas ganas de música, de cultura, de arte, de teatro. Después de tanto tiempo parados, como artista vuelves a sentir que servimos para algo. Cuando hay problemas en el mundo, guerras, pandemias, lo primero que se cuestiona siempre, es la cultura. Así que ver la fidelidad y las ganas del público de acudir a un concierto, nos motiva mucho y lo vamos a dar todo, cuerpo, alma y corazón, para que el público vuelva a casa emocionado y feliz y recuerde el concierto.

Llega con ‘Le Petit Garage’, un formato más íntimo de ‘Royal Garage’ .

—Tuvimos que reinventarnos, ya que no era posible girar con la formación anterior. Éramos casi diez músicos sobre el escenario y con casi treinta en la compañía. Actuábamos en lugares muy grandes, pabellones, estadios, así que tuvimos que volver a las raíces. Hace años tocaba mucho con violín y piano. Es una formación que me encanta, son dos instrumentos que se complementan muy bien y hay mucho repertorio. Y queríamos hacer nuevos temas para esta formación, así que cuando empezamos fue una gozada. Es un concierto más íntimo, más emotivo, más cercano, y lo estamos disfrutando. Además, cuento con un gran pianista, Iván ‘Melón’ Lewis, con quien llevo mucho tiempo trabajando y nos entendemos totalmente, musicalmente. Hay una energía muy positiva que se desprende desde el escenario y lo capta el público.

¿Canta usted en este espectáculo?

—No. Hay un tema en el disco donde sí que canto, pero en vivo no lo hacemos. Es una canción que no está hecha para el directo, que tiene un concepto instrumental. Es un espectáculo que sale un poco de las actividades que hicimos estos últimos ocho meses. Hubo muchos conciertos en streaming, algunos viajes que fuimos afortunados de poder hacer, a México, Dubai o Roma. Todas las actividades, las composiciones, los movimientos que hicimos, los integramos en este espectáculo.

Usted es de Líbano, de origen armenio, y fue un niño que sufrió la guerra. Siempre ha dicho que la música ha sido fundamental en su vida, que le salvó la vida.

—Sí. Yo nací en Líbano y pude salir del país gracias a la música, porque pude ir a estudiar a los 15 años y después, en Europa, también pude sobrevivir gracias a la música. Hoy en día, la música me da mucha felicidad, me acompaña y gracias a ella soy quien soy, por eso siempre estoy agradecido a la música y al violín.

Tras una formación clásica, luego inició su propio camino.

—Mi base es de formación clásica, pero luego tuve otras inquietudes, otros intereses, y hoy en día no sé que es lo que hago, es muy difícil etiquetar mi música. Hago lo que me gusta, lo que me inspira, lo que me llena… Tengo muchas inquietudes y toco todo lo que me gusta, a mi manera.

Con las orquestas es más común, pero no tanto en el caso de un instrumentista, el hecho de llenar grandes escenarios y reunir tanto público del modo como lo hace Ara Malikian.

—No puedo hacer otra cosa que estar muy agradecido. La verdad es que nunca pensé que un concierto de violín pudiera llenar estadios y poder recorrer el mundo. Llevo trabajando toda la vida y he ido creciendo todos estos años, con una ambición, poco a poco, intentando seguir creciendo.

Hay quien critica que sea muy showman. ¿Qué les dice a esta gente?

—Pues no me parece un cumplido, pero si es lo que piensan, estaré equivocado con lo que estoy haciendo. Para mí lo que importa es la música, y la música es un show, es espectáculo. Pero no creo que sea un showman por ser músico.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Joan Pera
Hace 13 días

Se suspenden todas las fiestas y celebraciones incluso las comidas con familiares o amigos y mas de 6 personas pero señores ... ustedes pueden ir de concierto al Teatro Principal, donde no se respetan las normas de distancia, solo dejan un asiento libre entre personas y no llega ni al metro de distancia... lo mismo ocurre quien tienes delante o detrás, también a menos de un metro... la gestora de ese teatro sabe los que esta haciendo.? Privilegios para unos y a otros prohibiciones.? Cierran restaurantes y bares un sector que está en ruina técnica y al Principal se le concede permiso ? Quien le otorga ese privilegio ? Lo sabe la Conselleria de Salud.? Lo sabe el Govern.? Espero tomen nota y les apliquen lo que se deba...

Valoración:-1menosmas

Tururu
Hace 13 días

Esperem que don "Cuenta" no s'hagi infectat i no infecti a els seus familiars. Si a¢o passas podría estar "mooolt amargat", com a ell li agrada dir.

Valoración:0menosmas

Vali
Hace 13 días

Virtuosos contra irrespetuosos. (2) Un espacio con solera que no debe perder su señorío por causa de estos incívicos elementos. Ignoro cual puede ser la solución, por mi parte los expulsaría inmediatamente de la sala, pero sé que eso podría deslucir el espectáculo. Confío en que desde la dirección del Teatro se tome alguna medida para evitar que estas conductas, que vienen siendo habituales, se sigan repitiendo y hagan que algunos nos alejemos de acudir a las actuaciones en directo, ya que no tiene sentido pagar una entrada para ver luces de teléfonos en lugar de un bonito espectáculo.

Valoración:5menosmas

Vali
Hace 13 días

Virtuosos contra irrespetuosos. (1) Puede pasar con cualquier artista o artistas que se suben a un escenario, pero en este caso, ante dos virtuosos como son Ara Malikian y Melón y a pesar de avisar por megafonía de la prohibición de grabar videos o imágenes, sigue habiendo irrespetuosos con los artistas y con el resto de público. Cuando uno asiste a un espectáculo como el de "Le Petit Garage" espera disfrutar de luz, color y sonido y no tener que soportar las luces de las pantallas de los móviles en el patio de butacas y los palcos durante todo el desarrollo del mismo. Estos brutos, ignorantes y desconsiderados todavía se ofenden si les llamas la atención. No son muchos, pero al menos un dos o tres por ciento de los alrededor de trescientos asistentes al concierto, pero dejan en muy mal lugar al resto de espectadores que asisten a los espectáculos en el bonito y elegante Teatro Principal de Mahón.

Valoración:9menosmas

Cuenta
Hace 13 días

Alguns esteu mooolt amargats.

Valoración:6menosmas

Alexia
Hace 13 días

¿Estamos en serio en momentos propicios a nivel económico y sanitario para estar todos los meses montándole conciertos a tutiplen a este sujeto y juntando a cientos de personas en un espacio cerrado? ¿Cuánto dinero público se está despilfarrando todos los meses en estos conciertos continuos y repetitivos del libanés este? ¿Podrían quizá pensar en contratar músicos y artistas españoles alguna vez? Hay muchísimos sin trabajo y esta señora que mangonea el Teatro Principal parece que sólo piensa en contratar a este tipo sin parar. Esto ya huele mal...

Valoración:-27menosmas

Ciudadano Kane
Hace 13 días

D'acord amb tots els comentaris, dit això, a Madrid, que es, "España dentro de España" amb an Raphael i van assistir unes 10000 persones. Per cert ¿A nevat a Madrid?

Valoración:5menosmas

favarixt
Hace 13 días

Els politics el carrer,tots

Valoración:21menosmas

Tururu
Hace 13 días

Ben d'acord amb Amareto, es violinista toca i 1500 ratetes hi van darrera. De conte? No, trista realidat. A palco, polítics inconscients i menjagambes que ni paguen s'entrada ni fan mai res de bo. Uns irresponsables, tots.

Valoración:30menosmas

Amareto
Hace 14 días

Metges fent consultes telefòniques,instituts fent classes semi-presencials,negocis tancats,fillets q no poden practicar el seu esport encara q sigui al aire lliure i un llaaaaarg etc de restriccions...açò sí,juntam a 1.500 persones en 3 díes a un espai tancat per veure un senyor tocar es violí i aquí no passa res...si vivim coses veurem!!!

Valoración:25menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1