Serrat actuará en Maó en su gira de despedida | Xavi Solà

4

El Ayuntamiento de Maó ha tomado nuevas medidas para evitar que se produzcan colapsos en el acceso al esperado concierto de Joan Manuel Serrat, el próximo día 17 de agosto en el campo de la Unión Deportiva Mahón, perteneciente a su gira de despedida que lleva por título «El vicio de cantar, 1965-2022».

La institución local, junto al Teatre Principal, responsables de la organización, instan a los poseedores de las 1.950 localidades que componen el aforo que acudan al campo con la suficiente antelación para poder solventar posibles problemas con los tickets. Se pretende que no haya grandes demoras tanto en la entrada al recinto como en la acomodación en las localidades ya que todas las entradas van numeradas. El inicio del recital está programado para las 21 horas.

En total serán 40 las personas que trabajarán en el concierto para facilitar la entrada y ubicación de los espectadores en sus asientos, y dos taquillas donde confrontar los boletos.

La existencia de la reventa para este concierto debido a la alta demanda hace que no se puedan descartar tickets duplicados o alguna falsificación.

Noticias relacionadas

«Tendremos algunas sillas extras preparadas por si se da el caso de que aparece alguien con una entrada duplicada, para que no se quede sin presenciar el concierto por el que ya ha pagado», explicó ayer Conxa Juanola, teniente de alcaldía de Cultura de Maó. En todo caso, la regidora asegura que no se tiene conocimiento de ninguna entrada falsa, lo que no podrá conocerse hasta el momento en que se produzca el acceso.

Por este mismo motivo se han publicado anuncios para instar a todas las personas a que, si es necesario, vuelvan a imprimir sus tickets o bien acudan al Teatre Principal a hacerlo para asegurar que el código de barras y todos los datos que aparecen en el boleto se puedan leer con claridad.

Ayuntamiento y Teatre Principal decidieron en su día ampliar el aforo del concierto del veterano cantautor catalán, tras agotarse en unas horas las 1.500 localidades que se pusieron a la venta.   

Para evitar la compra y reventa en grandes portales, las entradas de esta ampliación solo se pudieron adquirir en las taquillas del Teatre Principal al precio de 50 euros. En algún portal de internet aún se ofertaban ayer entradas para el recital al precio de 289 euros.