El músico menorquín durante uno de sus conciertos | T.M.

A David Martí (Maó, 1999) lo de la música le viene de familia. En la suya son siete hermanos y todos ellos han pasado por el conservatorio o una escuela musical desde bien pequeños. Rememora el artista como su padre ya les enseñaba en casa a tocar instrumentos y que él se decantó cuando tenía ocho años por especializarse en el violín. El camino estaba elegido, pero una fractura en un brazo le impidió afrontar cuatro años después la prueba para pasar de nivel. Fue en aquel momento cuando la guitarra entró en su vida, con la que desde entonces se viene labrando el futuro. Precisamente con una que le regaló su hermana, una pieza clave en su decisión de apostar por desarrollar una carrera como cantautor.

Trayectoria que el pasado fin de semana recibió un impulso. David, que hace unos años cambió su nombre artístico por el de Titu, se acaba de proclamar ganador del concurso La Fada Ignorant, un certamen celebrando en Andorra que, organizada por una conocida sala de conciertos, acaba de clausurar su sexta edición. Tras pasar por varias fases de selección, en la última conquistó al jurado de un certamen para imponerse al rap de Ferran Capdevila y al folk de Eva Fort, que quedaron en segundo y tercer puesto respectivamente.

Un reconocimiento que supone un paso adelante en la trayectoria de este menorquín cuya carrera comenzó a rodar en 2019, cuando ofreció su primer concierto, y que vio como el verano pasado salía al mercado su primer trabajo discográfico, «Anhel». Una colección integrada por catorce canciones marcada por el sonido mediterráneo y una querencia por el estilo pop-folk de autor como principal guía.

En dicho trabajo, Martí recopila las composiciones a las que fue dando vida entre 2018 y 2021 y que, según explica, hablan de diferentes anhelos, entre ellos, «los de la libertad, la igualdad y la esperanza», asegura. Mensajes que traslada a través de unas letras profundas en las que   también se pueden encontrar referencias a la inspiración que supone su tierra natal.

Un estilo musical que bebe de influencias de cantautores como Cesk Freixas o Roger Mas y, desde unas perspectiva más global, también de muchos años de haber escuchado bandas como The Beatles o Queen.

El apunte

El artista grabará próximamente un EP y planea un concierto en Menorca

«Anhel» es su carta de presentación, para cuya portada ha contado con la colaboración del diseñador menorquín Albert Mir, pero ya tiene en mente la grabación de un EP como parte del premio que acaba de ganar.

Una recompensa que también incluye la actuación en dos conciertos, uno de ellos en el marco del festival Jambo Street Music de Andorra. Sobre el estreno en directo de su primer disco en la Isla, el artista avanza que la idea es que sea en 2023.