La escritora durante una de sus visitas a Menorca | R.B.

Tras el éxito de ventas de «Premonición», novela que narra la historia y las investigaciones de la doctora Simonetta Brey en Menorca, llega a las librerías, de nuevo de la mano de la editorial Maeva, la segunda entrega de la saga, «Perturbación». Su responsable, la escritora, y también doctora en medicina, Rosa Blasco (Alcañiz, Teruel, 1964), con otras dos novelas más a sus espaldas y un ensayo, no esconde la «inquietud» que siempre genera el lanzamiento de un nuevo título.

La autora reconoce que cuando se puso manos a la obra con «Premonición» ya lo hizo pensando en segundas, y quizás terceras, partes. «Los personajes, no solo el de la protagonista, los construí pensando en que tuvieran un peso específico para poder seguir trabajando con ellos, profundizar y utilizarlos en historias posteriores», explica.

En la nueva novela, la doctora Simonetta Brey investiga la extraña muerte de dos miembros de una familia del campo menorquín. Si en «Premonición» fue la venganza la que engendró a un criminal, en esta nueva entrega la motivación es de nuevo el gran misterio. Una historia en la que Menorca, como escenario, vuelve a ser uno de los principales protagonistas. Por ello no resulta extraño que de nuevo en las primeras páginas aparezca un mapa con las localizaciones en las que transcurre la novela.

¿Seguirá siendo el escenario de futuras entregas? Blasco avanza que esa es la intención. «Menorca da para mucho. Es un lugar muy sugerente, una isla extraordinaria, un pequeño gran universo, y de ahí se pueden sacar multitud de historias para Simonetta». No obstante, advierte que en «Perturbación» uno de los capítulos transcurre en la isla vecina. «He querido hacer un guiño a los lectores mallorquines, que han acogido a Simonetta con los brazos abiertos y también se ha vendido muy bien».