Control. El tacógrafo permite controlar velocidades y descanso

Redacción Maó
El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto que modifica la actual excepción en materia de tiempos de conducción y descanso, así como el uso del tacógrafo en el transporte por carretera en las vías insulares recogido en la normativa de 2007, según detalló la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. Esto implica que, a partir del 1 de enero de 2010, todos los vehículos de transporte de Menorca deberán llevar instalado el sistema de control de horas de conducción y velocidades.

Con esta modificación, el Gobierno pretende incrementar la seguridad vial en las carreteras de aquellas islas cuya superficie sea mayor a 250 kilómetros cuadrados e inferior a 1.500 kilómetros cuadrados. Hasta la fecha, las islas menores como Menorca, Eivissa, Formentera y algunas canarias han quedado exentas del uso del tacógrafo para el control horario de los conductores; no así de la regulaciones de velocidad. Estas se estipulan en los 90 kilómetros por hora para los camiones y los 100 para los autobuses. Al sobrepasarse, se activa un limitador automático.

Esta medida ya ha sido criticada en varias ocasiones por la patronal del transporte de Menorca, ASTRAME atendiendo a que los descansos se cumplen perfectamente porque no hay distancia suficiente como para estar demasiadas horas seguidas al volante. La Ley obliga a los conductores a descansar 45 minutos cada cinco horas, ya sean seguidos como en intervalos de 15 minutos.
La patronal del transporte considera que la aplicación del tacógrafo sólo implicaría un gasto extra poco justificado en la actual coyuntura económica. La inversión no sería tanto en su instalación, ya que todos los autobuses y camiones lo llevan de serie, sino en formación para los conductores.