Entrevista a Joaquín Puxan, médico adjunto del servicio de ginecología del hospital Mateu Orfila

"La vacuna contra el cáncer de cérvix es más una cuestión política que sanitaria"

La Acadèmia de Ciències Mèdiques de Catalunya i Balears organizó una charla sobre la lucha contra esta enfermedad, con controles preventivos y las nuevas campañas de vacunación a niñas preadolescentes

Valorar:
Visto 5 veces
preload

Médico. Joaquín Puxan, adjunto del Servicio de Ginecología

06-11-2015

F. Saborit     Maó
Al inicio del presente curso escolar la Conselleria de Salud puso en marcha la campaña de vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH), principal causante del cáncer de cérvix o cuello de útero en la mujer y que se transmite a través de las relaciones sexuales. La vacuna, no exenta de polémica por su excesivo coste y porque la sanidad pública sólo puede cubrir a las niñas que no han tenido relaciones, se administrará a 5.500 jóvenes de 14 años de Balears, 450 de ellas menorquinas, previo consentimiento de sus padres, según datos del Govern.
Sobre las ventajas de la inclusión de dicha vacuna en el calendario existe disparidad de opiniones. Joaquín Puxan, médico adjunto del Servicio de Ginecología del Hospital Mateu Orfila, cree que la campaña "es más una cuestión política que sanitaria". Así lo expuso recientemente en una conferencia que tuvo lugar en el centro hospitalario, organizada por la filial de Menorca de la Acadèmia de Ciències Mèdiques i de la Salut de Catalunya i Balears, sobre el cáncer de cérvix, los programas de prevención y la vacuna contra el VPH.

¿Qué inconvenientes ve a la aplicación de esta vacuna?
Es una inversión muy importante y los beneficios se verán en 30 años. Yo creo que es más una cuestión política que sanitaria porque si se siguen los programas actuales de prevención de la sanidad pública, con la realización de citologías, es muy improbable que una mujer muera de cáncer de cérvix. Sin embargo, sí fallecen más mujeres por cáncer de mama o de ovario, y pienso que se podía haber invertido el dinero en otros campos.

¿Tan cara es esta vacuna?
Sí, una dosis cuesta 150 euros y se necesitan tres en la primera vacunación, así que por cada niña son 450 euros y es necesario revacunar a los seis años, que es el tiempo que, por ahora, se ha demostrado que dura la inmunidad.

¿Garantiza la inmunidad ante el virus del papiloma humano?
Inmuniza contra dos tipos de virus, y existen 120 tipos de virus del condiloma, algunos producen verrugas genitales, tanto en el hombre como en la mujer. En el hombre este virus está relacionado con algunos tipos de cáncer, de pene, ano y garganta, y en la mujer, en la mayoría de los casos de cáncer de cérvix el genoma del virus está presente en esas células porque ha existido infección.

Pese a todo, vale la pena si existe una eficacia.
La eficacia es muy alta cuando no han existido relaciones, pero desciende mucho si las ha habido ya, por eso se ha elegido realizar la vacunación en preadolescentes, en Balears a los 14 años.

¿Se implanta en todas las comunidades por igual?
Sí, también se vacuna en los países europeos. Hay bastante presión de los laboratorios farmacéuticos. Lo único que varía entre comunidades españolas es la edad, por ejemplo en Catalunya se ha fijado en los nueve años.

¿Significa la vacuna que se puede prescindir de las citologías?
No, las niñas vacunadas deberán realizarse las pruebas preventivas igualmente.

El protocolo del programa de prevención ¿ha variado?
Ahora hemos visto que realizando las citologías cada tres años obtenemos la misma información que si se realizan anualmente, y es el periodo que se ha implantado en la sanidad pública para el diagnóstico precoz de este tipo de cáncer, ya que se trata de un proceso muy lento, desde que se detecta una alteración o displasia en la piel que cubre el cérvix hasta que se desarrolla un cáncer pasan años. Por eso se ha ampliado el periodo para realizar las citologías.

¿No será por economía?
También existe la cuestión económica, claro, pero es que es absurdo gastar tres en lugar de uno si las alteraciones se descubren por igual.

¿Es elevada la mortalidad por este tipo de cáncer en la mujer?
No, aproximadamente un tercio de las mujeres que desarrollan este tipo de cáncer fallecen. Están por delante, en cuanto a mortalidad y por este orden, los cánceres de mama, colon y recto, endometrio, ovario y el linfoma. El de cérvix ocupa el sexto lugar y afecta más en edades comprendidas entre los 35 y los 60 años.

¿En Menorca la población femenina sigue las pautas de prevención?
Sí, pero todavía llegan a las consultas mujeres que no se han realizado nunca una citología. Hoy día se puede decir que una mujer que desarrolla este tipo de cáncer es porque nunca se ha realizado esta prueba.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.