"Me equivoqué con las facturas, pero el Ayuntamiento no pagará"

El alcalde de Es Migjorn Gran, Andreu Moll, admite su error "al confiar en unas personas que me prometieron hacerse cargo de los gastos, y que después vinieron a pedir ayuda al Consistorio"

| Es Migjorn |

Valorar:
preload

06-11-2015

Es Migjorn Gran ha vivido durante las últimas semanas envuelto en la polémica por las facturas de unas camisetas de fiestas y de un cóctel. En algún momento se llegó a proponer que fuera el Consistorio quien asumiera el coste de estas facturas, de algo más de 7.000 euros en total, cuando la iniciativa había sido en ambos casos privada. Ayer, el alcalde de Es Migjorn, Andreu Moll, admitió que fue un error este planteamiento, pero aclaró que desde el pasado 14 de diciembre se sabe que el Consistorio no abonará ni un euro de estas dos facturas.

Moll confiesa que "me equivoqué al confiar en unas personas que me dijeron que se harían cargo de estos gastos", tanto las camisetas como el cóctel. Respecto a esta última iniciativa, adelantada por este rotativo, el alcalde explica que "por aprecio a David Russell, persona en honor de la cual se celebró esta merienda, sus amigos quisieron hacer algo de gran nivel, pues el guitarrista vino sin cobrar un euro". Esto les disparó el presupuesto, e hizo que acudieran al alcalde a solicitar su colaboración. Igual pasó con el tema de las camisetas de fiestas, y Moll admite que se equivocó al presentar las facturas a la junta de gobierno. No obstante, añade que la existencia de este organismo, que en anteriores mandatos no existe, ha actuado en positivo en estos casos. "Antes, las facturas se autorizaban por decreto de alcaldía, con lo cual yo podría haberlo autorizado y nadie se habría enterado de nada. Sin embargo, las pasamos por junta de gobierno, y acordamos que no se abonaría ni un euro por parte del Consistorio", explica Moll. Además el alcalde recuerda que en esta junta de gobierno el suyo es "un voto de cuatro, con lo cual si el resto de miembros del equipo de gobierno votan en contra, el tema en cuestión se para".

Moll, no obstante, admite que en este sentido cometió otro error, "al no informar a mis compañeros de gobierno de la existencia de estas facturas y su naturaleza antes de la junta de gobierno". De hecho, en el acta de esta reunión queda demostrado como los otros miembros del equipo de gobierno se mostraron sorprendidos ante al existencia de esas facturas, y pidieron su procedencia y los motivos por los cuales llegaron hasta una junta de gobierno del Ayuntamiento de Es Migjorn Gran. "He encadenado una serie de fallos, lo admito", confiesa Moll.

SORPRENDIDO POR EL REVUELO
El alcalde se muestra también sorprendido por el revuelo que ha alcanzado toda la historia, y por las reacciones de la oposición. "El 14 de diciembre, en una junta de Hacienda, con todos los partidos presentes, yo ya dejé claro que no pagaríamos ni un euro de esas facturas

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.