El Consell ultima el reglamento de gestión de fondeos de Es Grau

Tanto la institución insular como la asociación de usuarios se muestran convencidos de que la ordenación de la zona costera será realidad en 2010

| Maó |

Valorar:
preload

Embarcaciones. Más de 300 se pueden llegar a ver en este punto del litoral en periodo estival - Archivo

06-11-2015

La próxima primavera debería abordarse la ordenación definitiva de los fondeos y amarres de Es Grau, según el calendario pactado  hace casi un año entre administraciones y usuarios. El objetivo es que el próximo período estival el equilibrio entre bañistas y embarcaciones impere en este núcleo costero de Maó y tanto el Consell como los vecinos y los futuros usuarios de los nuevos puntos de amarre se muestran convencidos de que así será.

Fuentes del Consell lo confirman e informan que se ultiman los trámites para que el reglamento para la gestión de los fondeos esté a punto para cuando la reordenación sea una realidad física. En este sentido, estas fuentes explicaron que estaba previsto que el documento se estudiase en la próxima reunión de la Comisión  Asesora y de Seguimiento del Plan Insular de la Costa.Por su parte, Joana Mora, del colectivo vecinal de Es Grau, del que ha surgido la Asociación de Usuarios de Fondeos y Amarres del núcleo costero, también confía en que este verano haya culminado la mejora de la zona. "Todo está en marcha, el Consell se encargó del proyecto y se lo remitió a Costas y nosotros, además de constituir la asociación, hemos elaborado la propuesta de reglamento que ya remitimos al Consell para su estudio", explica Mora.Para Mora en el éxito de este proyecto resultará determinante la agilidad de Demarcación de Costas. "Costas debe dar el visto bueno al proyecto antes revertir la concesión al Consell que revertirá la gestión de los fondeos y puntos de atraque en la asociación, según se habló en su momento. Y de Costas dependerán también las autorizaciones posteriores", argumentó.

Implicación de los "grauers"
Los usuarios de Es Grau promovieron un proyecto de ordenación de la zona que fue asumido por la conselleria de Ordenación del Territorio y Demarcación de Costas y que permitirá que el núcleo mahonés cuente con 173 fondeos y 63 amarres. La reordenación de la zona incluía otras actuaciones como los arreglos en los varaderos de Cala Tap y Can Tur. La Asociación de Usuarios de Fondeos y Amarres ya se ha puesto en marcha para agilizar la ejecución de las obras previstas. "Estamos solicitando presupuestos y el coste podría rondar los 250.000 euros" explica Mora.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.