Tres camioneros del dique renuncian a su trabajo por desacuerdos en la nómina

Estos transportistas autónomos consideran que el precio que se les paga por su labor no les permite subsistir, mientras que otros cinco compañeros aceptan la tarifa y siguen en su puesto

| Ciutadella |

Valorar:

La supuesta huelga que habían convocado una parte de los camioneros que transportan hormigón para el dique de Ciutadella ha acabado con tres de ellos, que han dejado su puesto de trabajo, mientras que los otros cinco han mantenido el acuerdo con la empresa y seguirán trabajando. En este caso, cabe dejar claro que los camioneros no son empleados de Impresa, tal y como erróneamente se informaba en el periódico de ayer, sino que fueron contratados por Kentucky Develops. El fondo de la protesta era común entre los ocho trabajadores, pero respecto a las formas había diferencias sustanciales entre ellos, y por ello el grupo se ha dividido.

Estos ocho transportistas autónomos venidos de Mallorca empezaron a trabajar en octubre en Menorca, transportando hormigón desde la cantera de Loreto hasta el dique y también hasta las obras de la prisión. Lo hacían cobrando unos 13 euros por metro cúbico transportado (entre el precio del material y el transporte), lo que al cabo del día les suponían un salario de entre 500 y 600 euros, del que debían descontar el mantenimiento de los camiones y el gasóleo, así como la manutención y el alquiler.

Tras las Navidades, y con la instalación de la planta de hormigón en el propio muelle, los recorridos de estos transportistas se redujeron mucho, ya que simplemente transportaban el hormigón desde esta planta hasta el dique, es decir, unos pocos metros. Esto supuso una notable reducción en la tarifa que cobraban los camioneros, un precio que no conocieron hasta el pasado jueves, y que motivó la indignación de los transportistas. En una reunión el jueves por la noche, decidieron que el viernes por la mañana irían a la obra pero no trabajarían, en señal de protesta. No obstante, aquí empezó la división de los camioneros, puesto que tres de ellos avisaron a los medios de comunicación de la celebración de esta protesta sin que los otros cinco lo supieran. Así, el viernes por la mañana los camioneros y la empresa que les contrata se encontraron con el anuncio de la huelga en los periódicos, algo que dificultó las negociaciones.

De esta manera, ayer los camioneros intentaron negociar con la empresa la tarifa que se les había propuesto, de 2,5 euros, una quinta parte de lo que cobraban antes por la gran diferencia de kilometraje entre el recorrido realizado cuando transportaban desde Alaior y ahora que sólo recorren unos metros en el dique. Cinco de ellos accedieron a negociar y a disculparse con la empresa por el anuncio de huelga. Estos cinco han mantenido su trabajo tras alcanzar un "acuerdo razonable" con la empresa. Los otros tres, de momento, han decidido renunciar a su trabajo y volver a Mallorca, puesto que anuncian que no les satisface la propuesta de la empresa. "Al mediodía ha aparecido un responsable de la empresa, nos ha dicho que hagamos la factura de lo transportado hasta ese momento, y que partiéramos", asegura uno de estos tres conductores.

Por su parte, el resto de los camioneros se muestran muy disgustados con los que eran sus compañeros, puesto que entiende que por su decisión de anunciar la huelga a los medios de comunicación se había puesto en riesgo su puesto de trabajo.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.