Heidi se instala en la Isla

El Grup de Teatre Sant Miquel lleva al escenario la conocida obra de la literatura infantil

|

Valorar:
El trío protagonista, formado por Judit Marquès (Heidi), Rafel Carlos Barceló (Pedro) y Teresa Bosch (Clara)

El trío protagonista, formado por Judit Marquès (Heidi), Rafel Carlos Barceló (Pedro) y Teresa Bosch (Clara)

GTSM

El Grup de Teatre Sant Miquel sigue fiel a sus costumbres, es decir, a representar dos montajes al año. Uno de ellos es desde hace muchos años «Els Pastorets», el otro varía cada temporada. Si en 2013 fue «Robin Hood» el protagonista, en esta ocasión es el turno de un clásico de la literatura infantil, «Heidi». Se trata de un personaje de sobra conocido, en gran parte gracias a la serie de dibujos animados que triunfó en la década de los 70 y que narra la historia de una pequeña huérfana que vive en los alpes suizos.

Pero los orígenes de «Heidi» se remontan  mucho más atrás, concretamente a 1880, año en que la historia fue publicada por la autora suiza Johanna Spyri, quien  creó un relato repleto de inocencia en el que se resaltan los valores humanos y el amor hacia la naturaleza.

En la elección del montaje ha tenido mucho que ver Rafel Carlos Barceló, un habitual entre el reparto actoral de la compañía, quien ahora da al salto a la dirección con una adaptación propia del texto de Spyri. «La intención en este caso era apostar por algo diferente», confiesa Barceló, quien también interpreta a uno de los personajes principales, el de Pedro. «La historia es la misma, pero con una visión más realista y mucho más natural que la de la serie de animación japonesa que todos conocemos», añade el director, quien ha estado acompañado en su paso a la dirección por una de las figuras más representativas de Sant Miquel, Mari Genestar.

El equipo de «Heidi», formado por doce artistas y otra docena de técnicos, inició los ensayos el pasado mes de enero. Y ahora que ya se acerca la fecha del estreno, el 30 de este mes, a las 21 horas, en el Teatre de Sant Miquel, Barceló dice que la experiencia está siendo muy positiva. «Siempre está bien poder añadir cosas de tu propia cosecha a las obras», afirma.

Los que conozcan la historia echarán en falta algunos «personajes». Pero es que por exigencias técnicas y las dificultades propias de trabajar con animales, éstos han sido sustituidos en la nueva versión por dos hadas «que encarnan el espíritu de la naturaleza». Así, el perro «Niebla», o las cabras «Blanquita» o «Copo de Nieve»,  han sido eliminados de la historia.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Dumitru
Hace más de 7 año

... Vaya. Eliminando seres vivos reales como son los animales, para sustituirlos por entes imaginarios metafísicos... bueno, son un grupo de teatro de la catequesis.

Valoración:-10menosmas

Xavier
Hace más de 7 año

Enhorabona al Teatre San Miquel! Tot ho fan amb molta cura i estima! Será un exit segur!

Valoración:8menosmas

CIUTADELLA EXISTE
Hace más de 7 año

Muy buena idea, buen ejemplo

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1