Imagen del momento del rescate del herido.

Un operario de la depuradora de Ferreries, de 45 años de edad, ha sido evacuado la mañana de este miércoles al hospital Son Espases de Palma tras precipitarse de un muro de unos cinco metros de las instalaciones públicas que se están construyendo en la carretera de Es Migjorn a Ferreries.

El accidente laboral ha tenido lugar pasadas las siete y media de la mañana, cuando el encofrador había iniciado la jornada y se cayó del muro. Debido a la dificultad de acceder al lugar de la caída se ha tenido que requerir la ayuda de los bomberos, que se han encargado de las tareas de rescate, con las que han tenido que utilizar una grúa de la obra para sacar al herido de la zanja. Una vez, los bomberos han conseguido sacar al operario de la zanja, el trabajador ha sido inmovilizado y trasladado con una ambulancia UVI móvil hacia el hospital Mateu Orfila de Maó, con un diagnóstico de politraumatismo grave, según informa el 061. Una vez en el hospital de Maó, se ha decidido evacuarlo al centro hospitalario de Son Espases de Palma, donde permanece ingresado por una fractura vertebral.

En el lugar del suceso se han personado además de los bomberos y los servicios sanitarios, agentes de la Policía Local y la Guardia Civil.

Las obras de la depuradora de Ferreries las adjudicó a finales de 2013 la Agencia Balear del Agua dependiente de la Conselleria de Medio Ambiente a la UTE formada por Juan Mora S.A. y OMS Sacede por 2,45 millones de euros. Las obras consisten en la construcción de una nueva depuradora con las que se pemitirá incrementar la capacidad de tratamiento de aguas residuales hasta los 438.000 metros cúbicos anuales, y dar servicio a una población estimada de 7.300 habitantes.