Los usuarios han podido utilizar los elementos de apoyo de que dispone Marsave como muletas de agua o la silla anfibia. | CIMe

El departamento de Fisioterapia y Animación de la Residencia de Personas Mayores del Consell Insular de Menorca ha puesto en marcha un año más la actividad de baño en la playa de Es Grau, ubicada en el término municipal de Maó.

Este año, por primera vez, se cuenta con la ayuda del transporte de la Cruz Roja y con el apoyo de sus voluntarios para efectuar el traslado y las actividades de playa de los usuarios en el caso de personas con movilidad reducida, según han señalado este jueves fuentes de la administración insular.

La concesionaria encargada del servicio de salvamento de la playa, Marsave, pone a disposición de la Residencia de Personas Mayores todos los elementos e instrumentos de apoyo necesarios para efectuar el baño con las personas mayores tales como muletas de agua o la silla anfibia.

Por su parte, la fisioterapeuta y animadora de la Residencia realizan ejercicios terapéuticos dentro del agua con los residentes de movilidad reducida, como práctica deportiva aconsejada para este sector poblacional.