Sampol dice ahora que la concejal le representaba pero no podía firmar por él. | Josep Bagur Gomila

9

El Ayuntamiento de Ciutadella ha comunicado al Ministerio de Fomento una resolución del alcalde en la que se desvincula del acta de recepción de las obras de reforma del Teatre des Born, un trámite en el que la concejal de Cultura, Auxiliadora Pons, no hizo constar desperfecto alguno. Todo lo contrario que ahora, ya que el informe remitido la semana pasada a la Dirección General de Arquitectura -mes y medio después de la recepción formal del edificio- urge al Ministerio a subsanar las 66 deficiencias que se han detectado.

Este lunes el alcalde Ramón Sampol firmó un decreto en el que invalida la firma de la concejal de Cultura que le representó en el acto para así pedir a Fomento que se «suscriba una nueva acta de entrega de las llaves del Teatre des Born» que incluya una referencia explícita a las múltiples deficiencias que han encontrado los técnicos municipales.

En el escrito, Sampol invoca la Ley de Bases de Régimen Local para remarcar que la firma del acta de entrega del edificio era indelegable y que, por tanto, debió haberla suscrito él como alcalde y no la edil. Por eso, el decreto «convalida» primero «la representación» de la concejal de Cultura «para aquel acto puntual y concreto» pero precisa, después, que eso «no implica» que hubiera delegado en ella «la atribución para suscribir documento alguno en la recepción de las obras y entrega de las llaves del teatro, facultad reservada al alcalde».

«Error material»
El concejal de UPCM, Joan Triay, advirtió ayer al alcalde del «error material» en que incurre el decreto, al pedir la firma de una nueva acta de entrega de las llaves cuando lo que, en realidad, suscribió la edil fue una acta de entrega de las obras «equiparable» a la recepción, en la que no se anotaba desperfecto alguno. En base a ello, solicita que se corrija el decreto pidiendo lo que realmente se persigue, un nuevo documento de entrega de las obras.