Los problemas del vertedero

La Fiscalía de Medio Ambiente pide un informe al Govern tras el cierre de Milà

La oficina del fiscal general del Estado interviene para determinar posibles «afecciones ambientales»

|

Valorar:
preload

La basura se acumula en Milà a la espera de resolver las deficiencias.

29-12-2014 | Javier Coll

Mientras el Consorcio de Residuos de Menorca estudia si existen responsabilidades penales por el caso Milà, la Fiscalía General del Estado ha tomado la iniciativa. Antonio Colmenarejo, fiscal de sala de Medio Ambiente y Urbanismo, ha abierto el expediente gubernativo 10/2015  y ha pedido a Neus Lliteras, directora general de Medio Natural del Govern, que remita un informe  «sobre las razones que han motivado la paralización de la actividad del vertedero así como copia de los informes que los técnicos hayan elaborado al respecto».

El Govern ordenó  la paralización de los vertidos en la zona ampliada del vertedero el pasado 22 de diciembre. La Fiscalía remitió el oficio al Govern un mes después, el 15 de enero.

La acción del fiscal es por iniciativa propia, al tener conocimiento del caso a raíz de las informaciones publicadas. Antonio Colmenarejo quiere comprobar si los fallos en Milà han provocado «afecciones ambientales» en una zona que es Área Natural de Especial Interés (ANEI) muy próxima al Parque Natural de la Albufera des Grau, «en un  paraje además calificado con otras figuras de protección como LIC y ZEPA».

El conseller Fernando Villalonga era partidario de remitir directamente a la Fiscalía toda la información relativa al vertedero de Milà. Sin embargo, a petición de los ayuntamientos gobernados por el PSOE y por recomendación de técnicos del Consorcio, decidió esperar a un informe técnico y jurídico interno sobre posibles responsabilidades administrativas y penales.

El conseller balear Gabriel Company ha declinado pronunciarse sobre el caso Milà. Su departamento simplemente ha anunciado «una total colaboración con la Fiscalía» y ya ha ordenado remitir toda la documentación y los informes de los técnicos sobre las causas del cierre del vertedero, que «precisamente son la falta de garantías medioambientales».

La Conselleria apunta que «no hay nada que ocultar» y que se va a actuar «con total transparencia». Añade que «corresponde al Consorcio de Residuos de Menorca y al gestor del vertedero aplicar las medidas y actuaciones para resolver las deficiencias detectadas».

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 30 de enero en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.