Imagen de este domingo de una estación de servicio de bajo coste, situada en el polígono industrial de Maó | Javier Coll

21

La primera gasolinera de bajo coste que se instaló en Menorca fue en Sant Lluís en marzo del año pasado. Desde entonces se han abierto otras cinco estaciones low cost por toda la Isla y han logrado copar el 28 por ciento de la cuota de mercado, según las estimaciones incluidas en un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Este organismo alerta de que Balears es la región de España «con un mayor nivel de concentración» de los grandes operadores. Y es que en el archipiélago Repsol, Cepsa y BP concentran el 95 por ciento del mercado, cuando en España solo ocupan una media del 56 por ciento. En el caso Menorca, el porcentaje se eleva al 72 por ciento, lejos de la media nacional (14 puntos porcentuales más), pero mucho menos que la media balear (23 puntos menos). En Mallorca el porcentaje todavía es mayor, alcanzando el 97 por ciento del negocio.

El estudio de la CNMC advierte de que la restricción de la competencia y la concentración de grandes operadores «reduce la libertad de elección de los consumidores y restringe la competencia en precios». En este sentido, apunta que Balears, debido a esta concentración, «es la región de España en la que los precios del carburante son más elevados» e insiste en que «un mayor nivel de densidad de competidores en un mercado local reduce los precios medios en dicho mercado».

De hecho, las gasolineras low cost admiten que se interesaron por Menorca debido a que «era el lugar de España donde se pagaba más caro el carburante», explica Marcos Moure, director general de Autonet&Oil, empresa que tiene desde hace un año una estación en Maó y otra en Ciutadella. Moure se felicita de que su irrupción en la Isla, junto a otras low cost, «hayan hecho bajar el precio de la gasolina», hasta situarse casi a la par del resto de la Península. «Cuando entramos bajamos los precios e hicimos que el resto de gasolineras tradicionales también los bajaran para poder competir», afirma a este diario.

El director general de Autonet&Oil desmiente «el mito» de que las gasolineras de bajo coste ofrecen un carburante de peor calidad. «Toda la gasolina que se vende en Menorca es la misma, toda procede de los depósitos de CLH», apunta, antes de desvelar que pueden ofrecer mejores precios debido a «la reducción del margen de beneficio» y a que «contamos con unas instalaciones más modernas que nos han permitido reducir costes».