Los concejales del PP Águeda Reynés y Salvador Botella

El PP de Maó acusó este lunes al equipo de gobierno de Ara Maó y el PSOE de estar ocultando información a los ciudadanos al demorar el envío de las notificaciones del recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles. Además, considera que no es nada casual que antes de que los mahoneses conozcan la cuantía a abonar se haya anunciado una rebaja del impuesto con «torticera inteción», y tampoco que dentro de mes se vayan a celebrar unas elecciones generales, «que es lo que ahora no solo les preocupa sino que también les ocupa vista su actuación».

Los populares exponen que «hay que ser muy irrespetuoso» para hablar de futuras rebajas cuando más de tres semanas después del inicio del perido de pago todavía, afirman, los mahoneses no saben el importe del recibo del presente ejercicio. Una realidad, apuntan, que «desde el Ayuntamiento se les está ocultando o intentando difuminar o maquillar».

Maneja el PP la sospecha de que la demora en los recibos pretenda que estos no influyan en las elecciones y de que el anuncio de rebaja del 8 por ciento es una estrategia para mitigar este efecto. Denuncia el PP que se desorienta al ciudadano al enviar un calendario del contribuyente y ofrecer domiciliaciones sin informar del importe. Solo se han notificado, afirman, los pagos fraccionados.

En cuanto al anuncio de rebaja, el PP de Maó asegura que se han dicho «verdades a medias», ya que el equipo de gobierno no hizo en su comunicado mención explícita al tipo impositivo del IBI. Recuerda que este año se ha aplicado también el coeficiente corrector de los valores catastrales, pero también una considerable subida del tipo. Desde el equipo de gobierno confirmaron ayer que no tienen intención de tocarlo.

Los populares critican el discurso a su parecer «contradictorio» del equipo de gobierno, que por un lado dice ser prudente para no rebajar el impuesto sobre la plusvalía y al cabo de unos días anuncie una bajada del IBI. Y también que el concejal Jordi Tutzó haga referencia a las leyes estatales cuando el IBI depende del Ayuntamiento o a la deuda financiera, cuando el PP la rebajó y los partidos de izquierdas han critica la obligatoriedad de reducirla en detrimento de las inversiones. Además, considera que es imprudente precipitarse con el anuncio a las puertas de un posible cambio de Gobierno en Madrid.


Jordi Tutzó: «No dijeron lo mismo con la subida en 2015»

El teniente de Alcaldía de Hacienda, Jordi Tutzó, niega la mayor. Atribuye la demora en las notificaciones al modo de actuar de la nueva empresa de recaudación y el anuncio de la rebaja del IBI al fin del plazo para acogerse al coeficiente del 0,92. Sobre la acusación de electoralismo, afirma que «es insultante, no dijeron lo mismo cuando anunciamos la subida en periodo electoral en 2015. Y fueron ellos los que entonces pusieron una mesa en la calle para recoger alegaciones».